San Justo - La Matanza: los trabajadores del Hospital del Niño paran y se movilizan

Escribe Nahuel BA

Tiempo de lectura: 1 minuto

Los próximos lunes 25 y martes 26, los trabajadores del Hospital de Niños de San Justo realizarán un paro de 48 horas, atendiendo solo urgencias.

Sus trabajadores le están dando continuidad a una lucha de larga data por la recomposición salarial, la falta de insumos y de personal. Este no es un caso aislado en el Municipio de La Matanza, sino un proceso en el que convergen con los trabajadores del Hospital Teresa Germani y de la Sala San Carlos, con quienes vienen coordinando y movilizándose desde diciembre pasado. Los trabajadores responsabilizan y denuncian al Intendente Fernando Espinoza del “Frente de Todos” no solo por vaciar la salud pública, sino también por ser el ideólogo, junto a la burocracia sindical municipal, del envío de patotas de la barra brava de Almirante Brown contra los trabajadores en lucha. Tampoco es una excepción al resto de la provincia de Buenos Aires, ni se reduce al ámbito público, recientemente los trabajadores de Clínicas en Merlo y Vicente López han tomado medidas de fuerza por reivindicaciones similares.

Coordinación y huelga general

El pasado miércoles 20 se vio reflejado esto en una asamblea autoconvocada de trabajadores de la salud del AMBA (Capital y gran Buenos Aires), en dónde intervinieron una decena de compañeros expresando problemas similares y conflictos en sus lugares de trabajo, lo que deja planteado la coordinación de estas luchas en curso con los enfermeros, médicos, residentes y concurrentes que ya se vienen organizando. Las consignas y medidas unificadoras de todo el personal de salud “Basta de despidos, pase a planta permanente ya y sueldo básico igual a la canasta familiar”, entre otras, deben converger en el planteo de una huelga general para arrancarle a los gobiernos y a las patronales esos reclamos, tal y como lo hicieron los trabajadores aceiteros y recibidores de granos conquistando un salario básico de $93.000.

Suscribite a Política Obrera