Salta: el Polo Obrero en campaña contra el tarifazo en los servicios públicos

Escribe Alejandro López

Tiempo de lectura: 2 minutos

El gobierno de Sáenz autorizó un aumento del 22% en el servicio de luz domiciliaria que provee EDESA S.A., y está negociando un aumento del 60% para la empresa Aguas del Norte y del 30% en el transporte público de SAETA.

Estas empresas han amasado riquezas siderales con subsidios y tarifazos y ahora van por más sin ningún tipo de control. Nadie sabe cuánto ganan ni adónde van a parar esas ganancias. Es por ello que debemos abrir los libros contables y que seamos los trabajadores quienes, a través de una comisión de trabajadores de esos servicios, controlemos los mismos. Todo esto sucede en medio de una bancarrota económica, como lo demostró la reunión de sus funcionarios y su ministro de economía, Roberto Dib Ashur, con su par Martín Guzmán, buscando un salvataje para pagar las deudas provinciales, muchas de ellas en dólares, que están próximas a vencer.

Como era de esperar de un gobernador que viene del riñón del privatizador Romero y que acompañó cada una de las medidas antipopulares de Urtubey, Sáenz pretende descargar la crisis en espaldas de los trabajadores mediante tarifazos, topes salariales, paritarias a la baja y recortes en salud, educación, obras públicas y asistencia social.

En ese marco el Polo Obrero Tendencia, que viene impulsando importantes luchas con los compañeros de zona oeste de la capital salteña por los enormes problemas de acceso al agua potable y del servicio de cloacas, lanzó a una campaña contra los tarifazos con volanteos casa por casa, juntadas de firmas en los distintos barrios donde estamos organizados y en las principales ferias zonales. Recorremos los barrios llamando a la población trabajadora a deliberar mediante asambleas barriales, preparando las condiciones para una movilización popular para frenar estos golpes a los bolsillos de los trabajadores.

La lucha contra los tarifazos, por la obra pública, por la ampliación de la cantidad de alimentos para comedores y merenderos o justicia por los femicidios y por los derechos de la mujer, en las cuales venimos participando activamente un reciente reagrupamiento de compañeros del Polo Obrero, son una enorme escuela política para estos luchadores, ya que la administración capitalista frente a esta crisis han demostrado ser incompatibles con las necesidades que tenemos los trabajadores.

La organización de los trabajadores desocupados crece frente al trabajo en negro y la desocupación que azota la provincia de Salta, que afecta a más del 50% de la población activa. Debemos rechazar el régimen de tarifazos al cual le contraponemos un salario mínimo igual al costo de la canasta familiar, como conquistaron con la huelga los trabajadores del cordón industrial de Santa Fe. Nos sumamos a la pelea por el 82 % móvil. El Polo Obrero seguirá desarrollando esta pelea contra la pobreza y desocupación, por el reparto de las horas de trabajo como venimos haciendo en Mosconi, Colonia Santa Rosa, Metán y de norte a sur y este a oeste de la ciudad Capital.

Suscribite a Política Obrera