SUTEBA: no a la “presencialidad”, asambleas por escuela y asamblea general

Escribe Mariano Hermida

Tiempo de lectura: 3 minutos

Con el correr de los días, en la docencia de la Provincia de Buenos Aires se consolida una corriente de rechazo a la imposición de la presencialidad en las escuelas, por parte de Kicillof. En distritos como La Matanza, Ensenada, Lomas de Zamora, Escobar, Florencio Varela y San Fernando, entre otros, se instala una idea: “No hay condiciones para volver “seguros” a las escuelas”. Lo mismo ocurre en los grupos de WhatsApp de los trabajadores de la educación.

Los aprietes ya han comenzado. Para el 11 y 12 de Febrero fueron convocadas “jornadas institucionales” de manera presencial en las mismas escuelas. Se trata de una primera “medición de fuerzas”. Los docentes han respondido con la exigencia de que las ‘jornadas’ se realicen de manera virtual. Hay, asimismo, directivos que se oponen a la convocatoria presencial. Kicillof ha anunciado un “Programa de Fortalecimiento de la Planta de Docentes y Auxiliares”, para incrementar los módulos para el dictado de clases presenciales.

La dirección provincial del SUTEBA apoya la presencialidad “segura”, el eufemismo que utilizan los presencialistas a sabiendas que ella no existe. Un epidemiólogo partidario de la reapertura escolar recomienda, en La Nación del domingo, que “los chicos no deberán compartir juguetes, materiales ni comida”, como un ‘sólido’ ejemplo de ‘seguridad’. También recomienda seguir el ejemplo de Europa – cerrar y abrir escuelas, sucesivamente -, en función de los contagios, luego de asegurar que el docente no infecta, por su condición de “adulto joven”, y los chicos tampoco, por definición. Baradel llama a consensuar “condiciones”, que hoy no existen, como obras e infraestructuras. Kicillof ya tiene aprobado, desde fines de año pasado, un Plan Juridisccional por un “retorno seguro a las aulas” (sic) que no fue debatido con ningún docente, ni con nadie. Baradel y Cía. no han convocado a asamblea, ni reunión de delegados para que la docencia tome la palabra. Lo que diga la dirección del gremio en los medios corre por su cuenta, ya que no tienen mandato para ello.

La semana que viene se realizarán asambleas en casi todas las seccionales que dirige la lista Multicolor La primera será este lunes 8 en La Matanza, en donde ya hay anotados más de 300 compañeros para participar en el debate virtual. El pronunciamiento por el no inicio de clases y el rechazo a la presencialidad viene ganando fuerza, tanto entre los docentes como entre los profesionales de la salud. Según una encuesta de Analogías, “el 63% de los argentinos cree que no están dadas las condiciones para la presencialidad” (economis.com 7-2)

Las corrientes que integran el Frente de Izquierda llaman, como lo hace Baradel, a impulsar una “presencialidad segura”. No condicionan, sin embargo, el regreso a las aulas a que se formen antes los comités de seguridad e higiene que reclaman para cada escuela. De nuevo, la ‘seguridad’ es el eufemismo del retorno a clases en medio de una pandemia a la que todo el mundo pronostica una “segunda ola” más aguda que la primera. Como los comités de seguridad e higiene no pueden hacer bajar la circulación del virus, comprar vacunas o realizar las refacciones estructurales de las escuelas, su función debería ser vetar la “presencialidad”, hasta que esas condiciones se cumplan, o sea no reanudar las clases. De nuevo, la consigna por “una presencialidad segura”, es la que levantan todos los partidarios de reanudar las clases, desde la UIA y el Episcopado hasta Patricia Bullrich y Sergio Berni. Desde Chicago y Wisconsin hasta San Paulo y Río de Janeiro, pasando por Hamburgo y Madrid, se desarrolla una lucha de clases entre el capital y el trabajo, el uno por imponer una ‘nueva normalidad’ capitalista, el otro por la defensa de la salud y de la vida.

Tribuna Docente (Tendencia) ha iniciado una campaña en toda la provincia para oponernos de plano a la presencialidad en las escuelas bajo la pandemia, o sea a favor de boicotear la decisión del gobierno, incluida una eventual huelga general de actividades pesenciales y virtuales. Llamamos a todos los activistas y a toda la docencia a pronunciarse contra la ‘presencialidad’ en las condiciones actuales y a adoptar las medidas que sean necesarias. Exigimos a Baradel y compañía la convocatoria a asambleas generales en todas las escuelas, elección de delegados y una asamblea provincial.

Suscribite a Política Obrera