Salta: asamblea de docentes autoconvocados del norte votó el no inicio

Escribe Samuel Huerga

Tiempo de lectura: 2 minutos

Este sábado en Pichanal-Orán, sesionó la Asamblea de docentes autoconvocados del Norte de la provincia de Salta, que nucleó a delegados y docentes de los departamentos de San Martin, Rivadavia, Orán, Iruya y Santa Victoria. La asamblea votó por unanimidad el NO inicio de las clases, considerando que “no están dadas las condiciones sanitarias en pandemia para la presencialidad, ni de infraestructura y recursos tecnológicos para la virtualidad”.

La posición de rechazar el inicio de clases y preparar la huelga contra el intento del gobierno, se deriva de la propia realidad. Al momento de realizarse la asamblea, el ministerio de salud informaba de un nuevo pico de contagios de COVID con 140 casos que suman a los 850 infectados los últimos 14 días.

Por otra parte, los departamentos del norte provincial han sido los más azotados por los contagios del COVID. Tanto en Orán como en San Martín los docentes autoconvocados han estado a la cabeza de la lucha contra el vaciamiento sanitario, exigiendo la cobertura de insumos, oxígenos y médicos.

Como lo expresó en su intervención la delegada de Rivadavia, la lucha por el NO inicio es la lucha por la salud, no solo del docente sino de los estudiantes y sus familias, advirtiendo que ante un nuevo colapso sanitario apenas cuentan con un hospital que “solo tiene de tal la placa con el nombre”. A la par, también denunció que sus alumnos toman agua con arsénico y que la planta potabilizadora no funciona.

La asamblea que nucleó a decenas de docentes también votó el salario igual al costo de la canasta familiar y el 82 % móvil de jubilación con 25 años de servicio sin límite de edad. Así como la necesidad de nombramientos de ordenanzas cada 50 alumnos y una denuncia a la junta de calificaciones por la irregularidad y postergación de nuevas designaciones docentes.

Entre las intervenciones de la asamblea no quedó fuera el repudio a la deuda de la provincia. Es que la docencia sabe que la discusión del salario y por la infraestructura y recursos materiales en las escuelas está condicionada al pago de 16 millones de dólares que Sáenz se apresta a hacer a los fondos internacionales, entre ellos Black Rock.

Poco a poco comienza a ponerse de pie una respuesta provincial de la asamblea docencia autoconvocada. En ese camino, quedó fijada una nueva asamblea del norte para el domingo 21 de febrero en Mosconi – San Martín y la preparación de una asamblea provincial, en consonancia con la que ya se votó en capital para el próximo 27 de febrero. A las reivindicaciones docentes, la asamblea sumó el llamado a “la unidad de los trabajadores de la salud con la educación en toda la provincia”. La batalla por la salud y la vida de quienes vivimos de nuestro trabajo encuentra en la docencia salteña un nuevo punto de desarrollo. Abracemos su lucha y la perspectiva que abre para los trabajadores de la provincia.

Suscribite a Política Obrera