e

El Polo Obrero Tendencia se movilizó en todo el país

Escribe El Be

Tiempo de lectura: 4 minutos

El rebrote de la pandemia y la agudización de la crisis sanitaria tuvieron lugar en medio de la mayor indefensión hacia los desocupados y precarizados. En un reciente reportaje, Martín Guzmán confirmó que el IFE no volverá a establecerse. (“Guzmán le baja el pulgar al IFE”, El Cronista, 22/01/21). Es la línea de la “vuelta a la normalidad” capitalista, cuyo bastión se encuentra disputado en torno de la apertura de las clases presenciales.

El ministro ha olvidado que las “restricciones a la circulación” siguen impuestas para miles de trabajadores debido a la pandemia, ya que para las familias trabajadoras, que muchas veces cuentan con personas de riesgo, la pospandemia sigue siendo una utopía. Adicionalmente, la pérdida de puestos de trabajo durante el último año no se ha recuperado y los niveles de pobreza e indigencia se han disparado. La necesidad de reponer y triplicar el monto del IFE choca con los intereses del capital por explotar la fuerza de trabajo.

En este cuadro de situación, el Polo Obrero Tendencia se encuentra en plan de lucha. El pasado jueves, más de 3000 compañeros y compañeras de Capital y Buenos Aires se movilizaron a las oficinas del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, sosteniendo un corte sobre la avenida 9 de Julio durante la tarde. La medida de lucha se replicó en Tucumán, con 1500 compañeros movilizados, Salta, Santiago, El Dorado, Mendoza, Chaco y San Juan. El pliego de reivindicaciones tuvo como eje el reclamo por la suspensión de la entrega de los alimentos durante los meses de Diciembre y Enero, la apertura de nuevos cupos y aumento de montos para planes sociales, la reposición y triplicación del IFE, vacunas para todos y que sea declararla bien público, junto al rechazo a la “presencialidad” en las escuelas para evitar más contagios.

En su respuesta, el gobierno dejó en claro que su política es la “vuelta a la normalidad” que reclaman los grupos capitalistas. En la reunión, los funcionarios nos acusaron de ser los únicos que no “colaboramos” con el gobierno. Desde su perspectiva, la entrega de recursos a las organizaciones, para su auto-construcción, debería ser la moneda de cambio de la contención social. Es una forma más o menos velada de cooptación estatal. Pero las conquistas arrancadas al gobierno por la lucha no alcanzan siquiera la calificación de paliativo para la situación de los desocupados. Queda planteada la necesidad de continuar con el plan de lucha nacional por todas las conquistas. En CABA tenemos por delante una gran lucha por la conquista de comedores y alimentos que el gobierno local se niega a entregar.

La mujer y la lucha por la legalidad

La columna del Polo Obrero Tendencia en Capital contó con una nota distintiva: una columna del PDT encabezada con una bandera que reclamaba justicia por Úrsula Bahillo, víctima de femicidio a manos de un policía en la localidad de Rojas, y Esther Mamani, compañera del Polo Obrero asesinada por su ex pareja en la villa 1-11-14, del Bajo Flores. En las asambleas del Polo Obrero Tendencia de la Capital las compañeras están atravesando un proceso de organización y lucha contra la violencia hacia la mujer, que ya ha logrado rescatar a varias compañeras de sus agresores. Esta lucha ha logrado reagrupar a distintas compañeras que están realizando un curso sobre la doble opresión en la Villa 31. Han resuelto incorporar al pliego de reivindicaciones del plan de lucha el reclamo por refugios para mujeres y guarderías para niños, así como la entrega de pañales, toallas higiénicas, anticonceptivos y otros recursos.

La columna del PDT en la marcha del Polo Obrero Tendencia generó aplausos de admiración por parte del resto de la columna. Ahora, estas compañeras continúan la lucha reclamando la libertad a la compañera Yolanda Vargas, del comedor Rayito de Luz de Colonia Santa Rosa, Salta. Todo el Polo se movilizará a la casa de Salta el próximo miércoles con este reclamo.

En la movilización del Polo se han recogido decenas de fichas de adhesión y afiliación para conquistar la legalidad del Partido Obrero Tendencia. La campaña está comenzando a cobrar fuerza en las villas. En la Capital, las compañeras del Polo no sólo están obteniendo adhesiones entre los compañeros de las asambleas y sus familias, sino que además se organizaron para salir a recorrer el barrio y levantar la adhesión de vecinos que no pertenecen a la organización. La política del gobierno en favor del capital a costa de la vida y la salud de los trabajadores ha reforzado la conciencia de los compañeros en la necesidad de poner en pie un partido de la clase obrera y de disputar contra los partidos del régimen en todos los terrenos.

Lo que viene

Nos encontramos ante una etapa de grandes luchas en el movimiento obrero. El clima de lucha entre los docentes por el no inicio marca el camino para el conjunto de los trabajadores. Necesitamos direcciones obreras que estén a la altura de las circunstancias. En el Polo Obrero Tendencia se ha discutido en asambleas la cuestión de la vuelta a la presencialidad y la necesidad de organizarnos en comités de padres y madres en apoyo a la lucha docente. Un triunfo de la lucha docente sería un bastión conquistado contra la política del capital de “vuelta a la normalidad” capitalista, y dará fuerza a la lucha por conquistar medidas de emergencia, como la reposición y triplicación del IFE.

En este inicio de año, el Polo Obrero Tendencia tiene grandes luchas por librar. ¡Vamos con todo para conquistarlas!

Libertad a Yolanda Vargas.

Justicia por Úrsula y Esther.

Por guarderías maternales.

Por refugios para mujeres.

Por mercadería y elementos de higiene.

Apertura de comedores.

Reposición y triplicación del IFE.

No inicio de las clases presenciales en pandemia. Por un plan de virtualidad, garantizando las condiciones.

Vacunación para todos. Declaración de la vacuna como bien público.

Derecho al trabajo.

Suscribite a Política Obrera