Salud mental: combativa asamblea en el Moyano

Escribe Corresponsal

Contra el desmantelamiento de los hospitales de salud mental

Tiempo de lectura: 2 minutos

Una nueva asamblea de trabajadores de la salud de CABA, convocada en el hospital Moyano, ratificó este martes la disposición de luchar contra los anuncios de “compactación” de los hospitales Borda, Moyano y Tobar García, en un combo que podría incluir el traslado de los hospitales Udaondo y Ferrer. Como en otras oportunidades, se justifican estos planes en nombre de “terminar con la lógica manicomial” y promover la “integración” del paciente mental con la sociedad. Lo cierto es que ni Larreta –ni ningún gobierno capitalista- tienen la menor pretensión de esa “integración”, ni de ninguna perspectiva progresista para la salud en general y la salud mental en particular.

Como viene ocurriendo desde los tiempos de De la Rúa en CABA, lo que se pretende es la venta de los extensos terrenos de estos hospitales para negocios inmobiliarios. En el medio, quedará la indefensión de los pacientes y la violación de sus derechos (en la asamblea de ayer, se denunciaron “altas compulsivas” de pacientes en el Borda, lo que equivale a arrojarlos literalmente a la calle). La “compactación” de hospitales, desde luego, también implicará un recorte de trabajadores de todas las especialidades. Los anuncios de Larreta implican también una privatización, puesto que los hospitales monovalentes serán sustituidos por dispositivos privados, atacando los derechos de los pacientes de padecimiento psiquiátrico y de los trabajadores en general.

La reacción a este nuevo ataque ha sido encabezada por los compañeros de la Asociación de profesionales del Moyano. En la asamblea de ayer, impulsada por ellos, estuvieron presentes los otros gremios de ese hospital y delegaciones del Borda, Tobar, del hospital Alvarez y varios otros, y se leyeron adhesiones de otras organizaciones de trabajadores de la salud. El mérito de la asamblea es que procuró la unión de todos los trabajadores del hospital en el reclamo contra el cierre. Es el camino opuesto al que presentó la burocracia de ATE en la misma asamblea, y donde llamó a que “cada gremio resuelva orgánicamente qué hacer”. En oposición a ese camino de división, la asamblea votó nuevas iniciativas y una movilización para el próximo jueves 30.

La intención del macrista Larreta de avanzar contra la salud pública ya recibió un duro golpe con la lucha de los residentes. Precisamente, el método de esa lucha, fundada en asambleas de base y una acción consecuente hasta derrotar al gobierno, es el camino contra esta nueva agresión.

En la asamblea general del Moyano, los trabajadores votaron un estado de asamblea permanente redoblando la lucha por el presupuesto, contra el cierre y las “reconversiones” perpetradas contra trabajadores y pacientes. La tendencia del Partido Obrero participó en el asamblea del Moyano y acompañaremos las resoluciones votadas. El próximo jueves 30 de enero, de acuerdo a lo resuelto, al Ministerio de Salud de La ciudad de Buenos Aires.

Suscribite a Política Obrera