Masiva movilización del Polo Tendencia a Desarrollo Social de la Ciudad

Escribe Leonardo Perna

Tiempo de lectura: 2 minutos

Con una columna de más de mil trabajadoras y trabajadores desocupados y precarizados, el martes por la mañana el Polo Obrero Tendencia de la capital se movilizó a las oficinas de Desarrollo Social de la Ciudad. Exigiendo, entre varios reclamos, la apertura de comedores populares. Estuvieron presentes delegaciones de los barrios de Villa 31, Villa 21-24, Villa 15, Villa 1-11-14, Soldati, Lugano, La Boca y Oculta entre otros; con sus respectivos comedores y merenderos.

Desde el inicio de la pandemia, con la pérdida de miles de puestos de trabajo y el aumento sostenido de la pobreza y la indigencia, se abrieron y ampliaron comedores y ollas populares. La inflación y el atraso de los ingresos de los trabajadores hace más difícil sostener la alimentación de las familias. Los aumentos anunciados en los servicios públicos y el transporte son el golpe de gracia para el bolsillo de muchos.

Apertura de comedores, no a los desalojos

Esta movilización fue continuidad del plan de lucha que en diciembre sostuvo una noche de acampe en la avenida 9 de Julio y logró el compromiso del Gobierno de la Ciudad en materia de asistencia alimentaria y el reconocimiento de varios de comedores. Ante el incumplimiento de la agenda acordada y de los compromisos asumidos por parte del gobierno de Larreta, las más de mil familias organizadas en el Polo Obrero Tendencia nos movilizamos nuevamente.

Se sumaron nuevos reclamos, por ejemplo, contra los desalojos que se están llevando a cabo en distintos barrios de la ciudad, como ocurrió en La Boca (22 familias del conventillo de Vespucio 65) y la Villa 31 recientemente. En todas las villas se levanta el reclamo de apertura de refugios para mujeres, en medio de la multiplicación de casos de femicidio, como el reciente caso de Esther Mamani en la villa 1-11-14. La movilización también llevo el reclamo por la libertad de Yolanda Vargas en la provincia de Salta, frente a un intento de criminalización de la pobreza, luego de que se la encarcelara culpándola por la muerte de sus hijos en el incendio de su casa. También se reclamó por la vacunación urgente al personal de salud de los Hospitales y Cesacs y un plan integral de vacunación para la población de los barrios.

Temprano, la columna partió de la Av. 9 de Julio hacia el Ministerio de Desarrollo Social de la Ciudad. La masividad de los contingentes de múltiples barrios de la ciudad obligó a los funcionarios a acceder a una reunión con una delegación de compañeros. Los funcionarios del área asistencial pretendieron ignorar los reclamos y esconder la falta de asistencia alimentaria en la Ciudad, ofreciendo migajas y una propuesta para los comedores que no contempla, por ejemplo, la provisión de alimentos frescos, fundamentales para una nutrición sustanciosa. Las compañeras presentes informaron con claridad todas las peripecias que afrontan para sostener ollas y comedores, recurriendo a colectas, donaciones de los vecinos y plata de su propio bolsillo para sostener las ollas diariamente. El gobierno de la ciudad viene recortando las partidas en los pocos comedores reconocidos que funcionan y en las escuelas, donde también son nulos o ínfimos los alimentos frescos como la verdura y la carne. Las propuestas de los funcionarios de nuevas reuniones solo tienen el objeto de dilatar el reclamo.

Ante las mezquinas respuestas que ofrece el gobierno, los compañeros redoblaron su voluntad de lucha. Coordinaremos acciones para seguir con este plan de lucha que arrancó en diciembre por la apertura de comedores y preparar un nuevo gran acampe. Convocaremos a asambleas en todos los barrios sumando a nuevos contingentes de trabajadores ocupados y precarizados. Hay necesidades, voluntad y fuerza para torcerle el brazo a Larreta y terminar con esta política de ajuste social y hambre en la Ciudad.

Suscribite a Política Obrera