La lucha de Buyatti y el paro de la CGT

Escribe Cacho Calarota

Tiempo de lectura: 1 minuto

El paro lanzado por la CGT San Lorenzo en la tarde del jueves 18 el viernes 19, fue una parodia.

Pararon solamente dos gremios el aceitero SOEA, de 6 a 13 hs (levantado porque consiguieron una audiencia en el MTEySS Nacional) y el SITRAM que dirige Edgardo Quiroga, que paró 24 horas.

El paro fue lanzado por redes sociales. Los obreros y Delegados Químicos como los Municipales del SOEM, que integran esta CGT, no estaban enterados del paro del jueves. En el municipio de Beltrán, el SOEM, cuyo dirigente es Jesús “Noni” Monzón, es el secretario general de la CGT, no

Los gremios que no pertenecen a la CGT no fueron convocados oficialmente ni se “sintieron obligados” a adherir. La intersindical (IMPACI), creada al calor de la gran huelga de aceiteros, recibidores de granos y marítimos a comienzos de este año, continúa vigente.

Los dirigentes Reguera y Monzón declaran que la indemnización en 20 cuotas a los obreros despedidos de Buyatti, no es aceptable. Prometen que, obtenida la indemnización, buscarán la reubicación de los obreros en otras plantas aceiteras.

En pleno conflicto aceitero, el SOEA debió discutir con el gobierno nacional la situación de Buyatti, que está cerrada desde el 1° de enero, y lanzar la ocupación de Buyatti, evitando que la patronal se lleve equipos para su planta de Reconquista, donde está produciendo normalmente o a mayor ritmo incluso. Ahora depositan todas sus esperanzas en el ministerio de Trabajo, que los trató -según declaraciones de Monzón- con mucha deferencia, en contraste con el recibido por funcionarios de Perotti.

A los dirigentes no se les cruza por la cabeza reclamar la nacionalización sin pago de Buyatti, la apertura de la contabilidad de la empresa en los últimos 20 años (cuando comenzó con los concursos preventivos de crisis) y la puesta en marcha bajpo control obrero y la provisión de granos a cargo del Estado (YPF Agro).

Una asamblea extraordinaria de todos los aceiteros debería discutir un verdadero plan de lucha, en plena cosecha gruesa, respondiendo los recientes aprietes de las patronales nucleadas en CIARA y CEC, por el paro de 7 horas del viernes 19.

Suscribite a Política Obrera