Histórico triunfo: los despidos en la Municipalidad de La Plata no pasaron

Escribe Alicia González

Tiempo de lectura: 2 minutos

El primer día laboral del año, el 2 de enero, fue inaugurado por el Intendente Julio Garro con el despido masivo e indiscriminado de 140 trabajadores de distintas áreas como la Dirección de Políticas de Género, Hogar de Protección Integral y Diversidad, Control urbano, Dirección de Tránsito, Cementerio, entre otros.

Desde el mismo 2 de enero se desarrolló la lucha por la reincorporación de todos los despedidos que incluyó asambleas abiertas, retención de tareas, permanencia por varias horas en la DPG, numerosas concentraciones en las puertas de la Municipalidad y marchas al Ministerio de Trabajo acompañando a cada audiencia. Todas estas medidas daban muestra de la firmeza de los trabajadores de no dejar pasar los despidos. Esta tendencia a la lucha quedó expresada en la unidad de todos los trabajadores despedidos de todos los sectores y gremios involucrados y, pese a que tanto ATE como UPCN o el sindicato municipal no promovieron acciones comunes, las acciones comunes se dieron de hecho y en la calle. La contundente respuesta de las/los trabajadoras/es en lucha, rodeada de la solidaridad de las juntas internas de ATE, organizaciones sociales y partidos políticos, obligó al Ministerio de Trabajo de la Provincia a intervenir por primera vez en un conflicto municipal, dictando la conciliación obligatoria con todos y todas trabajando a once días de los despidos. El viernes 31 de enero, vencido el plazo de la conciliación, se realizó un festival artístico en las puertas del Pasaje Dardo Rocha, donde funciona la Dirección de Género y Diversidad, en el que se anunció la reincorporación definitiva de todos y todas las despedidas.

Fortalecidos por este contundente triunfo, los trabajadores de conjunto debemos sacar conclusiones. La preocupación principal tanto del Gobierno Nacional como el Provincial está centrada en acordar con los acreedores externos para pagar una deuda no contraído por los trabajadores. Nuestra preocupación, en cambio, es parar con la pérdida de nuestro poder adquisitivo, que acumula más del 30% desde el año pasado, en tanto que los economistas del Banco Central en el Relevamiento de Expectativas del Mercado calculan un 42,2 % de inflación interanual.

El conflicto de los trabajadores municipales puso en evidencia las condiciones de precariedad laboral, con contratos de muchos años y salarios que lejos no cubren la canasta de pobreza, además de una política de vaciamiento y falta de insumos. Su resolución nos muestra el camino para imponer nuestra agenda uniendo todos nuestros reclamos por el pase a Planta Permanente, Paritarias libres para recuperar nuestro salario y mejores condiciones laborales. Por una gran asamblea de todos los estatales para ir por nuestros derechos.

Suscribite a Política Obrera