San Martín-Tres de Febrero: la presencialidad se llevó la vida de otras tres docentes

Escribe Carlos Suárez

Tiempo de lectura: 1 minuto

A la lista de casi cuarenta docentes que murieron de COVID, se sumaron recientemente la profesora Georgina Vincent del ICEA (Instituto Cristiano Evangélico Argentino) y las maestras jardineras María Virginia Miscione, del distrito de Tres de Febrero, y Adriana Centeno (jardín Itatí de Barrio Independencia, en José León Suárez) de San Martín.

Con más de 60 mil casos, ambos distritos, se encuentran entre los de "alto riesgo" y han ingresado en la estadística que nos advierte el “peligro” en el que se hallaban los docentes fallecidos. Mientras el gobierno afirma que toma decisiones sobre la base de "datos objetivos" y de los informes de los "especialistas”, la realidad es otra. Las estadísticas y las muertes confirman que las clases presenciales han sido el principal vector de contagio intracomunitario. Una compañera de San Martín y dos de Tres de Febrero, una de gestión pública y dos de gestión privada ya no volverán al aula, el daño provocado por la mentirosa "presencialidad segura" que impulsaran Alberto Fernández, Larreta y Baradel no se repara.

Suscribite a Política Obrera