Salta: médicos y profesionales de la salud en pie de lucha

Escribe Olga Céspedes

Tiempo de lectura: 2 minutos

Mientras el gobierno de Sáenz defiende a rajatablas las órdenes de los fondos internacionales, la presencialidad escolar y la apertura de actividades no esenciales, los contagios siguen en aumento sostenido en toda la provincia. Los trabajadores son los únicos que defienden el sistema de salud pública y la vida de los salteños.

Los trabajadores del hospital Del Milagro denuncian que los intiman a atender pacientes con covid-19 de un geriátrico estatal cercano bajo amenaza de ser ´reubicados´. No hay ambulancias y deben trasladarse a pie, y cumplir jornadas de entre 13 y 15 horas. La guardia tiene sólo tres médicos, los que se fueron jubilando no han sido reemplazados. Esta semana, una asamblea de médicos y profesionales que se nuclean en la Asociación Interhospitalaria de los Profesionales de la Salud de Salta (ASINPROSaSa) discutió la situación laboral y salarial. Ocurre que el 47% del salario está en negro y eso redunda en jubilaciones de apenas 36 mil pesos; cobran 611 pesos la hora guardia, cuando la media nacional eds de 1.900 pesos; exigen que el salario se recomponga el 90% y que sea provea los elementos de protección personal (EPP).

Mientras Sáenz y su gobierno siguen propagando el virus con su política aperturista y subsidia al capital local, los hospitales salteños se caen a pedazos, literalmente. El hospital de Orán se inunda; en Tartagal, el hospital Juan Domingo Perón no tiene habilitado el sector de cirugía por falta de especialistas; el hospital Del Milagro tiene las camas de UTI completas y se manejan con la demanda de “camas calientes”, se va un paciente entra otro; hay solo 12 camas en la UTI y el 50% es para pacientes con covid-19 y 27 camas para cuadros leves. Cintia Reynaga, enfermera del hospital San Bernardo, ha sido despedida por organizarse con sus compañeros y pelear por la reincorporación de los contratados. Son 150 trabajadores de la salud que el gobierno no renovó contratos incumpliendo su “palabra” da renovar hasta diciembre y que exigen el pase a planta permanente como los trabajadores del hospital Del Milagro. En lugar de reforzar el staff sanitario, el presidente del COE, Francisco Aguilar, anunció la suspención de las cirugías para otras patologías. El jefe del programa de epidemiología, Francisco García Campos, advirtió que en los próximos 28 días podemos llegar a duplicar los contagios semanales y “que hay una franca transmisión comunitaria”, dado que el 72% de los casos son sin nexos epidemiológicos. Sólo el fin del régimen de gerenciamiento y autogestión hospitalaria que rige en la provincia resolverá la crisis en la salud, oponiéndole la administración pública y gratuita de la salud bajo control obrero.

Todo el apoyo a los trabajadores de la salud que vienen peleando desde Tartagal y Orán a los trabajadores de los hospitales capitalinos que cada vez más se plantan con sus reivindicaciones. Los docentes que vienen luchando contra la presencialidad han vuelto a organizar colectas para los insumos hospitalarios en Mosconi. Los trabajadores debemos ir la pelea organizada y coordinada en un congreso de trabajadores que le ponga fin a este régimen virósico.

Suscribite a Política Obrera