12 de Mayo - Día Internacional de Enfermería, una cita de lucha

Escribe Maxi S. Cortés

Movilización de Congreso a Plaza de Mayo.

Tiempo de lectura: 2 minutos

Este 12M, día internacional de enfermería, el personal de salud tiene una cita de lucha contra la gestión capitalista de la pandemia de los gobiernos provinciales y nacional. La segunda ola, con picos de muerte y 25 mil contagios diarios que han ocupado el 100% de las camas de terapia intensiva, arrasa con el sistema sanitario público y privado. Los trabajadores, una vez más, somos la variable sobre la que se descarga de todo el peso de la pandemia, con el desgaste de la primera ola encima.

El personal de salud y tercerizados aún no ha sido vacunado en su totalidad. Arrancar ese derecho, como ha demostrado la lucha del hospital Moyano en la ciudad de Buenos Aires, depende de los trabajadores. La vacunación es un derecho esencial, pero no es suficiente. Los trabajadores del Hospital Garrahan denuncian que casi 100 trabajadores vacunados con dos dosis se han vuelto a contagiar. El levantamiento de las cohortes (división en burbujas de los turnos y servicios ) ante la falta de personal ha precipitado la circulación viral en la institución. El ajuste presupuestario bloquea el pase a planta de los contratados y becarios, la contratación de mayor personal. Funcionarios y autoridades han apelado a anular los descansos y presionan por el retorno a la presencialidad de los grupos de riesgo y licenciados.

Con aumentos salariales del orden 15-30%, los acuerdos paritarios que han impuesto el estado, las patronales y las burocracias sindicales consagraron una reducción salarial del orden del 20%, esto sin contemplar las pérdidas de años anteriores. Los bonos de “reconocimiento” ante la lucha obrera, confirman la miseria salarial y no suman al básico que se derrumba año a año. Los autoconvocados de la salud de Neuquén se rebelaron contra el miserable 15% que firmó ATE y, con huelgas y piquetes durante dos meses, arrancaron un 53% de aumento de aumento al básico en cuotas. Asimismo, la burocracia de Sanidad cerró una paritaria a la baja, sin dar pelea, después de levantar una potencial huelga en Buenos Aires. El reconocimiento de la labor para enfermería empieza por la reducción de la jornada laboral por insalubridad y la defensa del salario mínimo igual al costo de la canasta familiar -120 mil pesos- para desterrar definitivamente la explotación del multi trabajo y los módulos (horas extra) que administran la burocracia sindical y las autoridades; el pase a planta de los contratados y el pase a la carrera profesional.

Este 12M la lucha de la salud empalma directamente con la lucha de la docencia y padres en contra de la presencialidad y en defensa de la vida. Los trabajadores de la salud nos auto convocamos a la lucha en solidaridad con la ocupación del sanatorio San Andrés, los autoconvocados de Neuquén, Mar del Plata, La Matanza; con los trabajadores de Río Negro y los autoconvocados de Tucumán y de Jujuy. Contra los aprietes patronales, sumarios y descuentos a los trabajadores en Neuquén, contra la persecución gremial a los luchadores como la enfermera Cintia Reynaga, de Salta, despedida por luchar por el pase a planta de sus compañeros tercerizados. Este 12M, salud es autoconvocada ante la traición de las burocracias y los aparatos, para marchar de Congreso a Plaza de Mayo.

Suscribite a Política Obrera