Suteba Escobar: mandato de huelga ante cualquier intento de presencialidad

Escribe Itati Asis

Tiempo de lectura: 3 minutos

El plenario de delegados y delegadas de SUTEBA Escobar realizado el 18 de mayo aprobó por unanimidad, en caso de que el gobierno pretenda regresar a la presencialidad escolar, 72 horas de paro y asamblea para definir continuidad.

Las distintas intervenciones dieron cuenta de la crítica situación que atraviesan la docencia y la comunidad educativa, en el distrito, frente a la crisis epidemiológica y económica. Quedó más que claro que el “retorno seguro a las aulas” del Gobierno y el FUDB, lo único que arrojó como resultado fueron docentes contagiados y fallecidos por COVID19 y un abrumador aumento de casos positivos y muertes en la comunidad educativa escobarense. Los bajos índices de vacunación, el vaciamiento del IOMA y el “oficialmente declarado” colapso sanitario local, agravan significativamente la situación.

Con una asistencia de 50 delegados y delegadas, el informe y varias intervenciones de integrantes de la Directiva, giraron en torno al enfrentamiento que vienen sosteniendo las agrupaciones del FITU con la agrupación del Secretario General, quien pretendió poner un tiempo límite al plenario, e inclusive llegó a intentar que se cerrara la lista de oradores sin que hubieran intervenido todos los anotados para hablar. La crítica situación, plagada de reclamos y acusaciones de ambas partes, llegó a tal punto que peligró la continuidad de la reunión. Ante esto, desde Tribuna Docente Tendencia planteamos una moción de orden, dejando en claro una vez más que rechazamos cualquier pretensión de convertir a la Seccional en un campo de disputas faccionales, en defensa de nuestra herramienta de lucha.

Una vez reencausado el debate, se expresaron intervenciones en torno a la cuestión salarial y el brutal aumento de la “desocupación docente”. La gestión capitalista de la pandemia del gobierno de Alberto Fernández, Kiciloff y Trotta, bajo la falsa premisa de “priorizar la vida antes que la economía”, ha sometido a la docencia a la peor precarización laboral, a través de planes de hambre como el ATR, el PIEDAS y el FORTE -que tampoco alcanzaron a la totalidad de las y los docentes desocupados- deteriorando velozmente las condiciones de vida de sus trabajadores. También fue rotundo el rechazo a las “guardias mínimas” que intentan imponer las autoridades e inspectores.

El reclamo sobre la universalización de la vacunación y el SAE, las obras de infraestructura paralizadas y la absoluta carencia de recursos tecnológicos para sostener la educación remota, deja cuentas de un cuerpo de delegados en pie de lucha por los reclamos más sentidos de la comunidad educativa. También, se promovieron solidaridades por las campañas de “Justicia por Yanina Miranda” y “Justicia por Luna Ortíz”; y con los trabajadores del transporte que se encuentran en lucha por un salario de 100.000 pesos y un plan de vacunación.

Asimismo fue reforzada la convocatoria al Plenario Provincial Multicolor del próximo viernes y la denuncia sobre la dirección provincial del SUTEBA de Baradel, que viene acompañando la política de hambre y enfermedad del Gobierno. Sin embargo, no surgió el mandato para llevar al próximo plenario provincial frente a un posible retorno a las aulas en el marco de la nueva “presencialidad administrada” del Gobierno, la UIA y las patronales. Tribuna Docente (oficial) intentó justificar el boicot a un mandato unificado en que “todo lo que podamos votar está condicionado por el posible anuncio presidencial”, y no propuso nada. La Lista Roja propuso una asamblea para la próxima semana, ya vencido el actual DNU, “para ver cómo se sigue”.

Nuestra moción, la única en el plenario, fue clara: partiendo de que el Estado es responsable de la actual crisis “pandémico-educativa” por promover la presencialidad, no hay “semáforo” que valga. Sostenemos, como desde un principio, que mientras dure la pandemia debemos rechazar la presencialidad; y que en caso de cualquier intento de retornar a las aulas presencialmente, propusimos paro provincial de 72 horas y asamblea para definir continuidad, para llevar como mandato al Plenario Multicolor. La agrupación Almafuerte apoyó la moción; mientras que las demás agrupaciones quisieron “diluirla” en una formulación poco clara. Desde Tribuna Docente (Tendencia) rechazamos este tipo de maniobras, por lo cual exigimos se someta a votación la única moción que fue planteada, y con claridad, al cuerpo de delegados, finalmente aprobada por unanimidad.

El plenario de delegados y delegadas de Escobar, ha discutido y mandatado la continuidad del plan de lucha contra la política de ajuste, hambre, enfermedad y muerte del Gobierno. En este camino, la coordinación por un plan de lucha provincial en defensa de la vida, la salud, las condiciones de trabajo y el salario se hace indispensable.

Suscribite a Política Obrera