Docentes fallecidos por COVID en Bahía Blanca

Escribe Cristina González

Tiempo de lectura: 2 minutos

En el último fin de semana largo la docencia de Bahía Blanca se vistió de luto. En menos de 36 horas fuimos testigos de las consecuencias de la presencialidad en pandemia: dos docentes fallecidos se sumaron a la lamentable lista de trabajadores de la educación fallecidos por COVID en todo el país desde el retorno a la presencialidad. Tristeza y bronca se conjugan en la comunidad educativa de la ciudad.

A horas de una “vigilia” a favor de la presencialidad motorizada por las patronales de la educación privada, nos llegó la terrible noticia de los fallecimientos de Daniel Cavallaro y Laureana Latxalde. El silencio de las autoridades locales al respecto es una declaración de su intención de mantener la presencialidad a costa de la salud y la vida de toda la comunidad educativa. Nos preguntamos cuántas muertes son necesarias para que las autoridades dejen de pregonar la farsa de que en las escuelas “seguras” no hay contagios.

Nuestra ciudad se encuentra con hospitales colapsados (el Hospital Municipal cerró su guardia por 48 horas), contagios que no disminuyen y un ida y vuelta en los cambios de fases que no hace otra cosa que agravar la situación. El gobierno y las autoridades educativas locales ya anunciaron la vuelta a la presencialidad para el 31 de mayo, sin tener en cuenta la recomendación y pedidos desesperados de los trabajadores del sistema sanitario para frenar la circulación y evitar el total colapso del mismo.

Ante el desprecio por la vida de las autoridades la lucha de los docentes y familias se hace cada día más fuerte. Desde febrero un sector de la docencia se pronuncia, organiza y lucha por la virtualidad y la entrega de dispositivos y conectividad para familias y docentes. A esta inclaudicable lucha en la última semana se suman las familias que no están dispuestas a poner en riesgo la vida y la salud más allá de las presiones de las autoridades educativas por mantener a los chicos en las aulas.

Hoy nuevamente nos pronunciamos por la salud y la vida de toda la comunidad educativa y la población de nuestra ciudad y decimos en pandemia y sin vacunas no hay presencialidad segura. Suteba Bahía Blanca tiene votada una nueva asamblea para votar medidas de lucha en caso del retorno a la presencialidad. Por la virtualidad en todos los niveles y modalidades, dispositivos y conectividad para las familias y docentes. Por el nombramiento de nuevos cargos docentes bajo estatuto para garantizar la educación pública.

Suscribite a Política Obrera