Palestina: el alto al fuego no pone fin a la represión

Escribe Mauri Colón

Tiempo de lectura: 1 minuto

Luego de declarado el cese al fuego, acordado entre el gobierno israelí, Hamas y la Hiyab islámica, la fuerza policial de Israel anunció un programa de arrestos, denominado “Operación ley y orden". Apunta contra los palestinos que viven en Israel y hayan participado de manifestaciones en solidaridad con la causa palestina.

Días antes, el primer ministro Netanyahu había catalogado como “terroristas” a los ciudadanos palestinos de Israel que protestaban contra la discriminación impuesta por el estado sionista. Las fuerzas armadas israelíes informaron que miles de agentes de todas las unidades -incluidos guardias fronterizos y brigadas de reserva- serán movilizados para llevar a cabo operativos en localidades con gran población palestina. Anunciaron que allanarán domicilios y realizarán “investigaciones” con el fin de presentar cargos e imponer penas de prisión. Se conjetura que en los próximos días se allanarán más de 500 viviendas de palestinos.

Asimismo, el ministro de policía, Amir Ohana, convocó a los colonos judíos a actuar como un "multiplicador de fuerza", en apoyo a la policía. Ohana se había manifestado “indignado” por los arrestos a judíos sospechosos de asesinar a un palestino en la ciudad de Lod e hizo lobby para a liberarlos.

Días de furia

En los días posteriores al cese de los bombardeos, se produjeron ataques contra los árabes por parte de Israel. El sábado, las tropas israelíes atacaron una protesta conjunta de palestinos y judíos contra los desalojos en el barrio de Sheikh Jarrah. El domingo decenas de colonos, flanqueados por fuerzas especiales israelíes, entraron en el complejo de la mezquita de Al-Aqsa.

En Cisjordania y en Jerusalén, las fuerzas militares de Israel detuvieron a 41 palestinos en redadas entre el domingo y lunes por la mañana. La Sociedad Palestina de Prisioneros denuncia que alrededor de 500 palestinos han sido arrestados en Cisjordania desde mediados de abril. Los organismos de derechos humanos denuncian que las fuerzas israelíes han matado al menos a 31 palestinos, incluidos cuatro menores de 18 años, en Cisjordania desde el 10 de mayo.

Suscribite a Política Obrera