Acindar: plan de lucha por testeos y vacunación

Escribe Juan Ferro

Tiempo de lectura: 1 minuto

La Comisión Interna de Acindar Villa Constitución está debatiendo tomar medidas de acción directa frente a los contagios crecientes en la planta. Acaba de presentar una nota ante el ministerio de Trabajo de Santa Fe, que reclama vacunar a todo el personal, que ha sido declarado “esencial” por el gobierno. Esa condición le ha sido impuesta por tratarse de una industria de exportación que provee divisas para pagar la deuda externa. En la planta han habido paros para conseguir protocolos o el pago a los trabajadores licenciados por su situación de riesgo.

Desde que comenzó la pandemia, la Interna contabilizó un 22% de contagios, dado que la patronal rehúsa dar información. Se trata de casi 400 trabajadores. En tanto no se vacune a los trabajadores, la planta debería cesar las actividades.

Se hace necesaria la convocatoria a una asamblea general, que es el órgano de la soberanía sindical. Ella debería evaluar la suspensión de tareas hasta que la empresa pague testeos masivos y hasta que se proceda a vacunar. La “crisis de la vacunación”, como la crisis hospitalaria y de internaciones, responde a una política de ajuste para lograr un acuerdo con el FMI. Es también la consecuencia del carácter privado de la industria farmacéutica y sus contratos con pulpos internacionales. Una acción conjunta de la clase obrera cambiaría por completo el escenario político que ha permitido el avance incontrolable del virus, los contagios y las muertes.

Suscribite a Política Obrera