Bimbo Victoria: defendamos los puestos de trabajo

Escriben Manuel Lafita y María Victoria

Tiempo de lectura: 3 minutos

Pasado más de un mes desde el incendio de Bimbo Victoria, la patronal finalmente ha informado a los trabajadores, convocados a una reunión presencial en uno de los estacionamientos de la fábrica, que rescindirá los contratos de toda la planta junto a su cierre. El pago de la indemnización sería del 100%, y no la doble indemnización que rige actualmente por ley.

Posterior a la convocatoria de la patronal, una asamblea de más de 100 trabajadores en la puerta de Bimbo determinó realizar una movilización el día viernes 18, a la puerta de la fábrica.

En conversación con algunos trabajadores presentes en la asamblea, queda claro el rechazo al cierre y la indemnización de cualquier tipo: la mayoría de los trabajadores llevan largos años en Bimbo por lo que no ven como alternativa salir a buscar un nuevo empleo en las condiciones actuales.

La fábrica no paró de producir ni un minuto desde el comienzo de la pandemia: Grupo Bimbo obtuvo ganancias superiores al 44% en 2020 con respecto al año anterior, esto gracias al carácter 'esencial' de la industria alimenticia. Pero cuando la fábrica sufre el siniestro, seguro de por medio, la actividad parece ya no ser esencial y 300 familias son empujadas a la calle. Que Grupo Bimbo abra sus libros contables a la fiscalización de los trabajadores. Defendamos los puestos de trabajo. El viernes, todos a la movilización.

A continuación, una entrevista a los delegados de la comisión interna de pasteleros, Damián y Walter.

¿Qué estuvo pasando durante este último año en Bimbo, durante la pandemia, y cómo se han venido organizando?

W.: Ya hace un tiempo que venimos peleando con esta patronal. Cuando comenzó la pandemia estalló uno de los primeros conflictos. Se realizó un paro de aproximadamente una semana, donde la patronal nos exigía que volviéramos a trabajar porque el gobierno nos había considerado esenciales, y nosotros consideramos que lo que fabricábamos no era un producto esencial. Obviamente en uno solo de los sectores de fábrica, ya que, como históricamente nos ha dejado tirados el STIA, la Verde de Alimentación, siempre los hemos invitado a luchar juntos y jamás han participado. Incluso hoy también se los invitó a la asamblea. Primero hicieron una asamblea propia y después se sumaron a la nuestra, eso da cuenta que están actuando a favor de la patronal, generando la división entre los compañeros, que es con lo que nosotros estamos totalmente en desacuerdo, ya que acá hemos logrado la unidad de los compañeros en el día de hoy. Lamentablemente era una noticia que esperábamos (la del cierre), si bien teníamos la esperanza de que esto se reactive, hoy la noticia fue totalmente la contraria. Nos dijeron que la empresa ya no va a funcionar más en esta planta. Si bien Bimbo cuenta con otras tres plantas funcionales en la provincia de Buenos Aires, se desharían de esta planta. No es la primera vez. Ya Bimbo lo ha hecho con otras plantas en Moreno, en Bertrand, Fargo Pacheco, Planta San Martín… Fue desmantelando su propio negocio, o en este caso, la competencia que tenían la fueron absorbiendo y desmantelando. Hoy hemos decidido iniciar un plan de lucha. Para el día viernes nos hemos convocado, todavía no hay un horario fijo, lo iremos pasando a través de un comunicado que daremos como Comisión Interna. Están todas las agrupaciones invitadas, acá no hay banderas políticas, invitamos a todas las organizaciones que quieran apoyar a los compañeros que quedamos en la calle, que somos más de trescientos, para participar el día viernes de esta convocatoria, para sumar apoyo y hacerle ver a la patronal que no vamos a dejar pasar que dejen a estos trescientos compañeros en la calle.

¿Qué rol han jugado los sindicatos?

D.: Hay tres gremios, Pasteleros, Alimentación y Panaderos. El gremio de Panaderos va a acompañar a defender los puestos de trabajo. Alimentación todavía no nos informó si va a acompañar en esta pelea. Nosotros como Pasteleros vamos a sostener la lucha de todos los trabajadores, hasta el final.

¿Tuvieron alguna comunicación del gobierno, del Ministerio, en esta crisis, en la última semana?

D.: El Ministerio de Trabajo, en este caso la delegada de la Regional Tigre, se ha comunicado y se ha puesto a disposición de los compañeros del Sindicato de Panaderos para tratar de mediar en esta situación, pero obviamente su intervención no ha dado resultado, y hemos llegado a esta instancia en que la empresa ha tomado la decisión de desvincular a todo el personal de planta. O sea, del gobierno, la única respuesta fue la de esta delegada que se ofreció como mediadora. No hemos recibido ninguna otra noticia de ningún funcionario del gobierno, tanto municipal, provincial como a nivel nacional.

¿Un mensaje para los trabajadores de la Zona Norte?

W.: Sí, pedimos el apoyo de todos los gremios, sean de la izquierda, peronistas, de todos los sectores, con la única bandera de apoyar a estas trescientas familias que se quedan sin fuente de trabajo, y a seguir luchando, que la lucha sea favorable para todas las familias.

Suscribite a Política Obrera