Salta: la docencia vuelve a la huelga contra la presencialidad de Sáenz y los Fernández

Escriben Jimena Maidana y Daniela Romano

Tiempo de lectura: 3 minutos

En nuestra última asamblea, los docentes autoconvocados salteños votamos una huelga por 48 hs “contra la presencialidad escolar de Sáenz, que enferma, contagia y mata”, para el 16 y 18 de junio. Reclamamos la suspensión de las clases presenciales en pandemia y que se garanticen los insumos tecnológicos y la conectividad necesaria para la virtualidad escolar y un salario inicial igual al costo de la canasta familiar; a la vez que nos solidarizamos con las ordenanzas despedidas de Orán por reclamar el pago de haberes adeudados. La presencialidad escolar en pandemia ya ha causado la muerte de 11 docentes en este ciclo lectivo, y la tasa de contagios en el personal educativo triplica la del conjunto de la población en el mismo período. Por otro lado, el gobierno ha decidido hacer volver al trabajo a los docentes de riesgo vacunados con una sola dosis, un agravio que ha sido repudiado por las bases.

La primera jornada de la huelga nuevamente ha sido fuerte en los departamentos de San Martín, Orán, Santa Victoria Este y Rivadavia Banda Sur, promediando un acatamiento del 60%; con la novedad de haberse extendido a departamentos del sur provincial, un bastión de los “autoconvocados de la Plaza”, cuyos delegados cerraron fila con el gobierno y boicotean el paro. En la capital, el paro ronda el 15% y ahora es boicoteado por los sectores vinculados al FIT-U. Los informes de las escuelas indican que el 18 se sumarán más docentes en todas las localidades.

“Aventura desmoralizante del grupo de Altamira”

Recién ahora retomamos medidas después de los paros del 21 y el 28 de mayo, porque docentes del FIT-U y el delegado de capital, Boasso, impidieron que la asamblea provincial del 5 de junio pasado pudiera votar la fecha del paro aprobado allí e impusieron un cuarto intermedio hasta el 12 de junio. En ese ínterin, los docentes autoconvocados de Orán pararon solos, con un alto porcentaje de acatamiento, después de que se colmara la terapia intensiva del hospital San Vicente de Paul, cabecera del departamento, y renunciara la jefa de terapia intensiva denunciando el colapso, la falta de insumos y los aprietes del gerente del hospital para tapar la situación.

Posteriormente, todo este sector decidió no participar de la continuación de la asamblea, con el argumento macartista de que votar un paro era una “aventura desmoralizante del grupo de Altamira”. Sin embargo, su objetivo de poner en crisis y vaciar la asamblea, tal como hizo el burócrata Gamboa en el 2007, en este caso no prosperó. La asamblea continuó con la presencia importante de docentes de 8 departamentos de la provincia, que votaron la huelga en curso y una campaña de cara al conjunto de los delegados y las bases docentes autoconvocadas para que se sumen a la lucha. El intento de desconocer la asamblea se extendió a los grupos de WhatsApp docentes, pero rápidamente fue frustrado por docentes independientes que salieron a defenderla.

Al percatarse del crecimiento de la dinámica huelguística, el gobierno salió a atacar la medida y amenazar con descuentos, cuando, hasta el momento, pagó todos los días de huelga de los autoconvocados de este año y el año pasado. La burocracia de la ADP se sumó a los ataques denunciando, al igual que el FIT-U, que era un paro de Tribuna Docente. Muchos docentes respondieron planteando que es mucho más importante su salud y la de su familia y alumnos; mientras que otros redoblaban la apuesta afirmando que “el descuento de los docentes vendrá en agosto”, refiriéndose a las próximas elecciones provinciales.

Huelga por la vida

Hace dos semanas, el gobierno afirmó que no tiene condiciones para garantizar la virtualidad y adelantó que todas las clases que se suspendan bajo la pandemia deberán ser recuperadas en el verano, lo que hizo que muchos docentes vacilen en su reclamo por la suspensión de las clases presenciales. Ahora, muchos docentes están superando este chantaje y en el interior comienzan a surgir nuevos activistas que critican el accionar carnero de los autoconvocados de la plaza. Con el pasaje de los activistas del FIT-U y los delegados de capital al boicot de la huelga, seguramente comenzarán a surgir nuevos activistas en capital, lo que permitirá recomponer el paro allí y afianzar la perspectiva de la huelga general docente autoconvocada, como en años anteriores.

La tarea del momento, es reforzar un trabajo para sumar más docentes a la huelga del 18 y ampliar la participación en la asamblea provincial convocada el 19 próximo. Manos a la obra.

Suscribite a Política Obrera