Pilar: vacunadores sin sueldo

Escribe Juan de Pilar

Tiempo de lectura: 2 minutos

El muy publicitado centro de vacunación de Pilar ubicado en el KM 46 de Panamericana ha resultado ser una estafa para los trabajadores que lo sostienen en funcionamiento. A más de dos meses de su inauguración, los vacunadores no han cobrado un solo peso. Con respuestas inciertas, las autoridades mantienen en vilo a 150 pasantes.

El llamado “Elefante Blanco de Pilar” hoy convertido de forma precaria en vacunatorio de campaña, carece de una infraestructura adecuada, el viento y el frío azotan en el interior del lugar. Paradójicamente este desfinanciado centro de salud es el caballito de batalla del intendente oficialista Federico Achaval, que anuncia y visita periódicamente, sin llevar nunca novedades sobre la fecha de pago a los 150 trabajadores que aún no han recibido nada de los míseros $41000 que esperaban cobrar por mes. Esto ocurre también, con los trabajadores de la posta de vacunación ubicado en el centro cultural “punto virtual” de Del Viso.

Con hasta tres meses de sueldos adeudados en algunos casos, las autoridades no dan respuestas concretas sobre la fecha de pago, lo único que adelantaron es que no cobrarán la totalidad de lo debido de una sola vez. El descontento se acentúa entre los 150 pasantes, en su mayoría estudiantes de enfermería, que se anotaron esperando recibir una retribución por sus tareas que llegan a jornadas de 12 hs. superando el millar de vacunas aplicadas por día en una tarea maratónica en la primera línea del combate contra el Covid-19.

Recientemente, en un acto en La Plata, Cristina Fernández felicitó a los más de 21.000 “voluntarios” que llevan adelante la campaña de vacunación de la provincia de Buenos Aires, calificandola como “modelo”. Lo que obvia decir la ex mandataria es que el carácter de voluntario ha sido elevado a “ad-honorem”, de manera unilateral por el propio gobierno. Esta precarización extrema que sufren los becarios es correlativa a la situación laboral general del conjunto de la juventud.

Desde el Municipio intentan contener los reclamos de los trabajadores ofreciendo bolsones de mercadería de desarrollo social en respuesta a los reclamos salariales de los que, en su mayoría, son estudiantes de enfermería cursando y financiando sus propios estudios mientras toman tareas en estas postas sanitarias.

Llamamos a organizarse en defensa del salario y las condiciones laborales, como en Quilmes (https://politicaobrera.com/movimiento-obrero/4927-quilmes-vacunadores-sin-sueldo) donde este mes los trabajadores llamaron al paro en caso de no solucionárseles una situación similar.

Exigimos el pago inmediato de los sueldos adeudados a los vacunadores y la regulación de los pagos futuros. Mejora en las condiciones edilicias de los vacunatorios. Basta de precarización laboral, pase a planta de todos los trabajadores de las postas sanitarias y equiparación del salario a la canasta familiar. Por jornadas de 6hs y contratación masiva de vacunadores.

Suscribite a Política Obrera