Los trabajadores de Radio Nacional enfrentan al ajuste

Escribe Diego Filloy

Paro por la reapertura de paritarias.

Tiempo de lectura: 2 minutos

Luego de varias asambleas, los trabajadores de Radio Nacional, a través de la convocatoria general del sindicato Atrana (Asociación de Trabajadores de Radio Nacional), pararon por 24 horas el pasado lunes 30 por la reapertura de las paritarias.

Este fue el tercer paro del año, luego de los de mayo y agosto pasados, por una recomposición real del salario.

El paro

El llamado al paro tuvo un alto acatamiento en la emisora cabecera de Buenos Aires LRA1 y con réplica en varias emisoras de distintas provincias que se plegaron a la medida. Fue el canal para rechazar lo ´ofertado´ por la empresa en el marco de la revisión paritaria: un irrisorio 1% más para este año y otro 5% a cobrar recién en febrero 2022. Las cuotas del 34% acordado en mayo, que se iban a terminar de cobrar en abril de 2022, se adelantaron todas para este año fruto de la persistente lucha.

La burocracia sindical, signataria del CCT 32/75 que rige nuestra actividad en Radio Nacional, firmó sin chistar la propuesta, dándole por enésima vez la espalda a los reclamos y urgencias de los trabajadores. La nota disonante la dio la Federación argentina de trabajadores de prensa (Fatpren), quien rechazó la oferta de la reapertura paritaria, incorporó en su rechazo varios puntos planteados por Atrana y la Asamblea de los Trabajadores, y anunció a través de un comunicado el inicio de una serie de medidas sectoriales; sin embargo, se mantuvo distante del paro y se abstiene de participar de la asamblea general. En cuanto a ATE, se halla en estado de deliberación y concuerda en líneas generales con los reclamos de la Asamblea.

El reclamo de los trabajadores

El renovado ataque al salario se da en un periodo de ajuste fiscal del gobierno, cuando la inflación se proyecta superior al 50% para 2021 y se prepara un nuevo acuerdo con el FMI. La Asamblea General que resolvió el paro se pronunció a favor del reclamo por un aumento ya del 53%, a fin de recomponer la situación salarial de los trabajadores, para poder igualar el poder adquisitivo que tenían en enero de 2018, último acuerdo salarial que empardó la inflación.

Asimismo, la Asamblea votó la incorporación de una cláusula que ajuste de manera automática el salario mensualmente a la par del IPC, el pase a planta permanente de los trabajadores contratados, un 3% en concepto de antigüedad desde el mes de agosto de este año y que todo lo acordado aplique a todos los trabajadores sin distinción de forma de contratación. Por otra parte, se votó un rechazo absoluto a la vuelta masiva a la presencialidad que viene barajando la empresa y la defensa estricta del protocolo que logró imponer Atrana y la Asamblea General en marzo de 2020.

Frente único por el salario

La asamblea realizada luego del paro, que contó con la participación de contingentes de compañeros de todo el país, resolvió la elaboración de un petitorio con las reivindicaciones para difundir y lograr aún más fuerza en todo el país.

Para derrotar el ajuste sobre nuestros salarios, es necesario fortalecer las próximas asambleas generales en un frente único de trabajadores de todos los gremios donde confluyan todos los reclamos por un salario igual a la canasta familiar y el pase a planta de todos los compañeros precarizados.

Suscribite a Política Obrera