Retrato de la crisis de desocupación en el gremio docente

Escriben Julio G. y Patricia Urones

Tiempo de lectura: 2 minutos

En el día de ayer, en la Sede de Inspectores de Merlo, se procedió a la toma de posesión y entrega de documentación de todos los docentes designados en Acto Público Digital (APD) al programa FINES. Habiendo comenzado a las 14 hs., la jornada se extendió hasta altas horas de la noche debido a la gran cantidad de docentes y la desorganización de Sede de Inspectores. Este programa, en un principio recibía docentes recién recibidos o en vías de hacerlo, hoy hay compañeros con más de diez años de antigüedad. El número de trabajadores que se anotaron es abrumadoramente superior a los que efectivamente tomaron horas. Esta situación no es una novedad. Desde comienzos de año, las instalaciones de la SAD desbordan de docentes que buscan desesperadamente más cargos y horas.

Lo sucedido ayer, es un reflejo más de dos fenómenos simultáneos y complementarios: la caída del salario, que viene registrándose sistemáticamente desde hace ya 7 años y que obliga al ocupado a tomar más horas y cargos; y el crecimiento de la desocupación y semi-ocupación, que abarca no solo a compañeros que están estudiando o recién recibidos sino también a compañeros que, con 5 o más años de antigüedad, todavía no han titularizado cargos u horas. El resultado de esto es la sobre-carga laboral, llegando a un grado de súper-explotación de la fuerza de trabajo, de un lado y la saturación de los programas precarios como ATR, FORTE Y FINES, de otro.

Los programas precarios antes mencionados, todos ellos contemplados en el Estatuto Docente, se caracterizan por violar conquistas laborales tales como licencias, antigüedad y estabilidad.

La burocracia de la Celeste de Baradel, dirección del SUTEBA desde ya hace 18 años, en su alianza política con el gobierno kirchnerista, y su tregua con el gobierno Macrista, ha permitido este deterioro de las condiciones de trabajo, caída del salario y el crecimiento fabuloso del desempleo.

La situación hoy reinante en el gremio y en la educación en general, es solo un botón de muestra de la situación del movimiento obrero y de la crisis social que atraviesa nuestro país. La desocupación masiva, la caída del salario y la perdida de conquistas históricas de los trabajadores solo puede ser enfrentada por direcciones sindicales independientes del Estado y sus gobiernos, todos ellos comprometidos hasta los tuétanos con los ajustes “estructurales” del FMI y los fondos internacionales cuyo fin, hoy más que nunca, es financiar las guerras de la OTAN.

Llamamos a los trabajadores a auto-convocarse y movilizarse con los métodos de lucha de la clase obrera para poner fin a los salarios de pobreza, al desempleo y a la crisis edilicia que azota a la provincia de Buenos Aires. En este camino, la Lista Naranja, parte de la Multicolor, convoca a todos los compañeros a dar la batalla por la recuperación del Suteba votando el 11 de mayo nuestras listas en toda la provincia.

Suscribite al canal de WhatsApp de Política Obrera