Sobre la iniciativa popular de la Asociación de Licenciados de Enfermería (ALE)

Escribe Maxi S. Cortés

Tiempo de lectura: 3 minutos

La asociación de licenciados de Enfermería (ALE), dirigida por el MST, informa que ha recogido 46.000 firmas de ciudadanos de la ciudad de Buenos Aires en el marco de una campaña por el cambio de convenio del personal de enfermería graduado en la universidad (licenciados).

El cambio de convenio significaría el ingreso de unos 6.500 licenciados de una masa general de 30 mil enfermeros de la CABA a una escala salarial superior y también el reconocimiento de una cantidad de derechos y licencias propias del trabajo sanitario que no están contempladas en la actual ley de empleo municipal (471) donde se rige el trabajo de los enfermeros.

La campaña de ALE se enmarca en la ley de iniciativa popular de la legislatura porteña que permite a los ciudadanos la presentación de un proyecto de ley mediante la recolección de firmas de más del 15% del padrón del distrito teniendo la legislatura la obligación de tratarlo en los próximos 12 meses. Para que esto se materialice, el proyecto deberá ser aprobado por los bloques patronales del PRO y el PJ, autores y ejecutores junto a las direcciones sindicales de Sutecba, médicos municipales (AMM) y Federación de profesionales (FP) -que ALE integra- de la reforma laboral reaccionaria que dio origen en noviembre del 2018 a ley de profesionales de la salud (6035), la cual, entre otras cosas, excluyó al personal de enfermería.

Esto exige entonces de una enorme movilización de los licenciados en enfermería de los hospitales porteños que la campaña de ALE en sí misma no ha motorizado, ya que tuvo como principal base de la recolección de firmas las plazas de la ciudad y no los servicios de enfermería al interior de los hospitales.

Una campaña de este tipo, por otra parte, hubiera chocado con los límites del proyecto, ya que discrimina a la mayoría de los enfermeros del sistema que no se han licenciado pero que realizan las mismas tareas que los que sí. La campaña que ha orientado la actividad de ALE durante estos dos años de pandemia ha sido un elemento de disgregación y división de la lucha de enfermería que se sumó a la política consciente y anti obrera de la burocracia sindical de Sutecba, UPCN y ATE.

La convocatoria de ALE a movilizar a la legislatura para exigir el tratamiento de este proyecto para este 12 de mayo en el día de la enfermería deja en claro que no trabajan por la lucha unitaria del personal de enfermería. En los hospitales la agenda de los trabajadores es otra. La deliberación y movilización que hoy agitan los hospitales de la ciudad han empujado a la burocracia de Sutecba a convocar a un paro para este 26 de abril por el salario y la reinstalación y pase a planta de los contratados que han trabajado codo a codo con personal de planta todo este tiempo.

Desde Tribuna de Salud (Tendencia) impulsamos la unidad del movimiento de enfermería, por su reconocimiento profesional y el fin del régimen de módulos y pluri empleo; por un salario igual al costo de la canasta familiar, la jornada de 6 horas por insalubridad y la ampliación de la estructura sanitaria que permita la incorporación de personal.

La lucha de los profesionales de la 6035 con paros desde hace semanas en rechazo a salarios básicos miserables y un conformado inicial que apenas cubre el valor de una canasta de pobreza expresan el carácter anti obrero de la ley y la completa necesidad de unificar la lucha de todo el personal de la salud por un convenio único para todos los trabajadores de la salud.

Es menester que el conjunto de los trabajadores tomen el paro que convocó Sutecba con su propia agenda y lo transformen en un canal de movilización, acciones y asambleas para toda enfermería, para hacer votar la reapertura de la paritaria, un aumento al básico de urgencia al 100%, la reincorporación de los contratados junto al conjunto de las reivindicaciones y una movilización unitaria para el 12 de mayo que le dé inicio a la unificación de un plan de lucha conjunto a toda la salud de la CABA.

Suscribite a Política Obrera