Docentes CABA: la lucha contra la Reforma del Estatuto continúa

Escriben Darío Molinari y Ana Belinco

Por una asamblea general de todo el gremio.

Tiempo de lectura: 2 minutos

Este jueves 12 de mayo, la docencia porteña, junto a estudiantes de los institutos terciarios, protagonizó un enorme paro con movilización a la Legislatura en respuesta al intento de modificar el Estatuto Docente.

La medida de fuerza fue impulsada desde las escuelas, incluso con antelación a que el plenario del sindicato mayoritario de la ciudad, UTE, convocara a la medida. La conducción Celeste llamó al paro presionada incluso por su propia base pero sin ningún tipo de perspectiva de continuidad.

En el acto tomaron la palabra representantes de diferentes organizaciones sindicales, UTE, Ademys y Camyp, rechazando la medida. Sin embargo, el acto fue cerrado con el canto del Himno incluso antes de que la votación, dentro del recinto, se llevara a cabo. Ninguna de esas entidades sindicales le ha puesto fecha a una nueva asamblea desde ese palco. La votación finalmente concluyó con la aprobación del proyecto oficialista con los votos de Juntos por el Cambio por 32 a 27. Afuera de la Legislatura, frente a la indignación docente, la Policía de la Ciudad respondió reprimiendo, tirando gases lacrimógenos y dispersando a la multitud.

Sabíamos que el gobierno porteño cuenta con los votos necesarios para hacer pasar esta medida regresiva en una Legislatura vallada de espaldas a la docencia. Pero, independientemente del resultado de esa votación, el conflicto no está cerrado. Cualquier resolución que pase de esa cueva patronal deberá pasar sobre la docencia organizada.

La discusión, lejos de lo que plantea Angélica Graciano, secretaria general de la UTE, no es con la patronal sino con las y los trabajadores de la educación. Debemos redoblar los esfuerzos. Impulsemos asambleas por escuela y distritos. Vamos por una asamblea general del gremio que imponga un programa por todas nuestras reivindicaciones.

¡Abajo la reforma del Estatuto! Restitución de las Juntas de Clasificación y sus funciones históricas.

Titularización masiva y fotográfica para docentes de escuelas Normales, secundarias, terciarios y Socio Educativos.

Incorporación al Estatuto de los programas educativos.

Por un salario igual a la canasta familiar para el cargo de jornada simple, indexado por inflación.

Por el 82% móvil para las jubilaciones.

Apertura de los libros de Osba. Por un plan de reconstrucción de prestaciones, cobertura y estructura sanitaria de la obra social, discutida por sus afiliados.

Abajo las reformas educativas en beneficio del capital. Por la reorganización del sistema educativo sobre nuevas bases sociales.