En Salta, la campaña por el congreso abierto de trabajadores avanza

Escribe Marta Martín

Tiempo de lectura: 2 minutos

El desafío que lanzó Jorge Altamira en su intervención ante los compañeros que viajamos para participar de la Marcha Federal, prendió en un sector de avanzada del Polo Tendencia de la provincia, que está motorizando una gran agitación, preparando el Congreso Provincial del 20 de junio, con el objetivo de preparar la participación en el Congreso Nacional Abierto del 9 de julio en Buenos Aires.

Jornadas de volanteo y discusión con trabajadores han venido desarrollándose en lugares de trabajo como el Parque Industrial, la Hormigonera municipal, cementerios, puntas de líneas de colectivo, Ciudad Judicial, ferias y en cada lugar donde el Polo T. se organiza con los vecinos en merenderos, ollas populares o clases de apoyo para niños.

Es una gran batalla la que venimos desarrollando, primero con la discusión dentro de nuestras asambleas con charlas y reuniones, con amplios debates acerca de qué significa un Congreso Obrero y para qué le serviría a un trabajador, cómo hacemos para hacerles llegar a los obreros/as y vecinos/as un volante de los más de 15.000 que imprimimos o cómo interesamos a los miles de trabajadores que sufrimos los embates de esta situación que se agravó con la pandemia y ahora, con la guerra imperialista en Ucrania, se agudiza.

El propósito del gobierno de sostener el pago de los intereses de la deuda con el FMI y los acreedores internacionales, da como resultado una inflación descontrolada, aumento de tarifas, pérdida de derechos laborales, falta de vivienda o de acceso a la salud, que es lo que día a día padecemos los trabajadores y que necesariamente debemos discutir para encontrar NUESTRA salida a la crisis.

Por supuesto, el mismo gobierno y sus políticas de guerra contra los trabajadores nos dan el material para iniciar los debates. Como dice el dicho, para muestra basta un botón: en Salta, el presidente de la Cámara de Comercio se queja de que las patronales no consiguen personal para atender sus comercios, debido a la presencia de planes Potenciar y le pide al gobierno que agilice las medidas para que toda esa mano de obra (regalada), esté a su disposición. Por supuesto que no dice que la precariedad y la falta de estabilidad laboral junto los salarios bajísimos, hacen que los trabajadores prefieran seguir changueando a quedar entrampados con salarios miserables de larguísimas jornadas laborales (de 12 horas en general), por 45mil pesos de sueldo que es la media que gana un trabajador en Salta, según datos oficiales.

En el interior, también estamos desarrollando esta campaña. En Colonia Santa Rosa, tristemente célebre en el último período por el incendio de la casilla de Yolanda Vargas, donde perdió a sus dos hijitos, desplegamos una gran agitación por la obra pública en los barrios. También, contactando a obreros rurales para debatir sus condiciones de trabajo y de precariedad. En todos los lugares donde nos organizamos, votamos desenvolver agitaciones para que muchos trabajadores se enteren que un sector de la clase obrera está dispuesta a hacer que su voz se escuche por encima de todos los funcionarios y políticos que sostienen a este gobierno agotado que no puede ni quiere dar respuestas a la miseria a la que nos someten y que se agudiza día a día.

La invitación está cursada y esperamos que la mayor cantidad de trabajadores se sumen el 20 de Junio en Salta a este Congreso, una gran oportunidad para discutir cómo imponemos nuestra agenda.

Suscribite a Política Obrera