Congreso del Polo Tendencia: asamblea en CABA

Escribe Maxi S. Cortés

Trabajadoras desocupadas y de la salud.

Tiempo de lectura: 3 minutos

Este sábado 18, se realizó en el playón del hospital de salud mental Braulio Moyano la primera de las dos asambleas convocadas por el Polo Tendencia de la ciudad de Buenos Aires. Las asambleas del Polo de Tierra Amarilla, San Blas, San Miguel, Pavimento Alegre, Las Vías, La Boca, Barrio Rivadavia y Villa 31 "Unión hace la fuerza" tomaron la invitación de las y los trabajadores de salud mental de la región, que ofrecieron su lugar de trabajo para llevar adelante esta actividad, preparatoria del congreso nacional del Polo Obrero Tendencia.

Los luchadores presentes

Un centenar de trabajadoras y trabajadores desocupados y ocupados concurrieron para abrir una deliberación desde las distintas experiencias recorridas estos años.

Coordinaron la asamblea Demetria y Marina, dirigentes del Polo T de Barracas y militantes de Política Obrera; Silvia Allocati secretaria gremial de la asociación interdisciplinaria del hospital Moyano (Agihm); María Elena, referente de la asamblea de lucha de enfermería del fin de semana del hospital Borda, y Maxi Cortés, de Política Obrera y Tribuna de Salud, quien abrió la asamblea con un informe político.

Participaron obreras y obreros de las asambleas de Tierra Amarilla, San Blas, Barrio Rivadavia, Villa del parque, Villa 31. Junto a ellos, trabajadores de la salud de los hospitales de salud mental de la agrupación naranja Blanca del Moyano y de las y los compañeros de enfermería del hospital Borda. También se hicieron presentes compañeros de salud del hospital Mendez, Gutierrez, Muñiz y Ramos Mejia, así como también estudiantes de enfermería y trabajadoras de la salud privada. Participaron docentes, obreros del subte, estatales, compañeros de Pami y prensa, entre otros.

La deliberación

Las Compañeras y compañeros de las asambleas del Polo T pusieron acento en la cuestión de la vivienda. Se denunció a la escalada que torna impagables a los alquileres, y la situación de hacinamiento y precariedad a la vera del Riachuelo. Asociaron esta cuestión a los problemas de salud física y mental que asuelan a sus habitantes.

Otras compañeras denunciaron la falta de posibilidades de trabajo, incluso cuando muchas de ellas son personal calificado de distintos rubros como el de la salud. Frente a la carestía en los alimentos en las barriadas, la crisis que se vive en los comedores y la cuestión del desempleo, se propuso una movilización a la jefatura de gobierno porteño para fin de mes.

En su intervención, Silvia Allocati, luchadora del Hospital Moyano, desarrolló el ataque del estado a la salud pública y a la salud mental en particular, a través de los gobiernos capitalistas del país y de la Ciudad.

Las compañeras de enfermería explicaron al detalle la enorme precarización, súper explotación y despidos a las que son sometidas en el sistema público y también privado. Los salarios de pobreza empujan al trabajador de enfermería a la sobreexplotación, a través de jornadas agobiantes. El rol de la burocracia sindical como garante de este régimen y obstáculo al progreso del trabajador es claro en el trabajo cotidiano de la organización para luchar. Las intervenciones del resto de los participantes completaron el cuadro de situación marcando una línea común de acción, donde la explotación laboral, la carestía y la defensa de la salud es estratégica.

Un método y conclusión de la asamblea

La unidad del personal de salud y piqueteros del Polo Tendencia ya había tenido un punto fuerte en la marcha federal del pasado, 11 de Mayo que coincidió con el día internacional de enfermería. Nuestra columna se cruzó con el personal de salud que se manifestaba en el Obelisco: luego la delegación del hospital Borda se sumó a la columna del polo Tendencia. Al terminar la marcha, Eva Gutierrez, del Polo T y Política Obrera propuso a los compañeros realizar una asamblea en común, que se plasmó este sábado.

La asamblea fue precedida por varias reuniones en los barrios también en los hospitales y centros de salud. A medida que se realizaban fuimos observando la riqueza que nos aportaba el trabajo previo. El congreso del polo tendencia es antes que nada el recorrido, su campaña y toda la deliberación previa. En varias de estos reuniones se abordó también la cuestión de las expulsiones del PO oficial y la delimitación política que fue desarrollando nuestra Tendencia.

Ha comenzado una deliberación de los trabajadores, que buscan de comprender y forjar la mejor herramienta de lucha para enfrentar al capital y a un gobierno en crisis. En este sentido, el Congreso del Polo T no puede ser más oportuno.

Un cierre y perspectiva de acción

En la asamblea, participaron e intervinieron también los compañeros Patricio Meincke, Olga Cristóbal y Marcelo Ramal, del Política Obrera. Ramal indicó que estas asambleas y congresos buscan ofrecer un rumbo a través de la acción, o sea, deliberar, resolver un programa y llevarlo a los trabajadores a través de un agitación política; sobre esa base, organizar una lucha. Es un camino antagónico al que ofrece la burocracia sindical y la izquierda que orbita en torno de ella.

Cerró la asamblea la compañera Valentina Viglieca, delegada gremial de Cultura (Nación) e integrante de Política Obrera quien hizo un repaso y sintetizó los puntos comunes de las exposiciones. Se resolvió la participación activa en la movilización a Jefatura de gobierno; una agitación definida sobre hospitales y frentes de Salud en torno de las urgentes reivindicaciones planteadas en el plenario, y la difusión y concurrencia al congreso del próximo 16 de julio.

Suscribite a Política Obrera