Río Negro: asambleas hospitalarias rechazan ´oferta´ del gobierno y votan paro por tiempo indeterminado

Escribe Elena Florín

Tiempo de lectura: 3 minutos

El conflicto de la salud pública protagonizado por los trabajadores de la salud de Río Negro entra en una fase decisiva, después de tres semanas de intensas deliberaciones y lucha con cortes de ruta en toda la provincia. El jueves 16 de junio hubo cortes en doce localidades. Veinticinco hospitales siguen en asamblea permanente.

Los reclamos votados en las asambleas son un verdadero programa: salario inicial de $140.000 en blanco que impacte en todo el escalafón salarial para todos los trabajadores de la salud; blanqueo de las cifras que conforman el 60% de la remuneración mensual; insumos hospitalarios necesarios para brindar una salud como corresponde; reconocimiento gremial de ASSPUR y su inclusión en la discusión salarial.

El gobierno persiste en ignorar el pedido de los representantes de ASSPUR de ser recibidos por la gobernadora, Arabella Carreras. Reuniones pactadas con los ministros de salud y de trabajo fueron sucesivamente canceladas. Finalmente se concretó una primera reunión de la mesa sectorial junto a ATE, en la que el gobierno ofreció un bono, pero sólo para los médicos, lo que fue rechazado por discriminatorio.

El gobierno ha recurrido a todo el arsenal de desgaste del que dispone. El 21 de junio las asambleas hospitalarias resolvieron pausar las medidas de lucha vigentes (paros, retenciones y medidas sorpresivas), frente a la convocatoria a una mesa sectorial de salud para el 23 de junio.

El gobierno replicó la discriminación salarial ya que volvió a ofrecer un bono, esta vez a los no médicos. Decidió implementar, a partir del 1 de julio, una Bonificación “Riesgo Hospitalario No Médico” correspondiente al 7% de la asignación básica bruta, destinada a todo el personal de las Leyes 1844 y 1904 que no sean médicos y que tengan labor sanitaria. Se trata de una suma con similares características a la bonificación “Riesgo Médico”, dispuesta en el anterior encuentro.

También se confirmó el aumento a todas las Jefaturas de los servicios hospitalarios, el cual se liquidará con el haber de junio al igual que el resto de las medidas anunciadas en la reunión del 3 de junio pasado.

ATE

La burocracia de ATE conspira claramente contra esta lucha de los trabajadores de la salud, en defensa del monopolio de las paritarias que detenta. El sindicato se ha convertido en una extensión de la Casa de Gobierno.

Esta semana la burocracia hizo una pantomima de lucha -una demostración de aparato- para pedir una reapertura de paritarias que seguramente ya estaba pactada con el gobierno: en marzo de este año firmaron por un ¡24% de aumento en cuotas!

El conflicto de los elefantes en Neuquen dejó en claro la función de las burocracias. Atacan las luchas, después las traicionan, firmando acuerdos gracias a ese monopolio.

Por su parte, la dirección del gremio docente -UNTER- también se expresó en contra de los trabajadores agremiados en ASSPUR, como lo demostró en su último congreso, donde rechazó la propuesta de una declaración de repudio al ataque de ATE en Viedma contra los trabajadores de ASSPUR, que pretendían ingresar a la reunión con el ministro de Trabajo.

La mayoría de las asambleas hospitalarias, al concluir la reunión de la Mesa Sectorial de Salud, votaron el rechazo de la oferta del gobierno y seguir con paro por tiempo indeterminado. En el Plenario de delegados se resolvió dar continuidad al plan de lucha decretando, a partir del 28 de junio, el estado de alerta y asamblea permanente con paros y movilizaciones de las asambleas hospitalarias, por considerar insuficiente el 7% ofrecido por el gobierno y exigir al menos un 20%, igual que lo que recibieron los médicos. Es decir que las asambleas hospitalarias votaron el rechazo y la continuidad con el paro por tiempo indeterminado. La lucha tiene futuro.

En Río Negro ASSPUR plantea “Ni un paso atrás”. Hay que seguir con las asambleas soberanas, los plenarios de delegados. La participación de todos y todas en asambleas y plenarios sin distinguir a qué gremio pertenecen. Potenciar las luchas, coordinarlas.

Suscribite a Política Obrera