La docencia autoconvocada salteña rechaza la paritaria trucha de Sáenz

Escribe Julio Quintana

Tiempo de lectura: 3 minutos

El gobierno provincial de Sáenz acaba de anunciar un mentiroso aumento del 80% para la docencia salteña, bajo la clásica ficción de paritaria que sostiene con la intergremial docente (ADP, UPCN, ATE, SADOP, SITEPSA y AMET), que desde agosto del 2021 incorporó a los autoproclamados “delegados de la plaza”.

Al 45% que otorgó en marzo hasta setiembre, ahora agregó un 35% más en cuotas hasta enero del 2023 y con dos “instancias de revisión” en setiembre y diciembre. Este “aumento” se aplica solo sobre 4 ítems y no sobre el salario neto de bolsillo, por lo que en realidad su impacto real es entre 15 y 20 puntos menos, ya que tiene impactos diferenciados en la masa docente.

Cómo este mecanismo ya es harto conocido por la docencia salteña, los “delegados de la plaza” se han visto obligados a rechazarla para declararse en “estado de alerta y movilización hasta la revisión en setiembre” (sic). Antes habían festejado el adelantamiento de las dos últimas cuotas de la oferta realizada en marzo pasado y la reforma reaccionaria de la junta de calificaciones que el gobierno aún busca imponer.

La paritaria trucha se suma a una seguidilla de agravios gubernamentales como el anuncio de la puesta en práctica, “a modo de prueba”, del régimen de 5 horas en las escuelas rurales, la suspensión de las elecciones de junta de calificaciones para que las mismas se den bajo una reforma reaccionaria de este organismo y que se está discutiendo en la legislatura salteña, y descuentos arbitrarios e ilegales a docentes que realizaron medidas de fuerza a principios de año.

La escalada inflacionaria combinada con todos estos agravios ha reactivado al activismo docente autoconvocado, que en su última asamblea provincial ha rechazado el pseudo aumento del gobierno, oponiéndole la exigencia de un aumento inmediato del 100% y un salario mínimo y por cargo igual al costo de la canasta familiar, hoy en 190 mil pesos. Para impulsar este pliego y preparar medidas de fuerza, la asamblea votó una campaña de recorridas por las escuelas para organizar asambleas, elegir delegados, poner de pie las asambleas departamentales y preparar una nueva asamblea para el próximo 30 de julio, aprovechando que las clases comienzan esta semana.

A la par, el gobierno de Sáenz ya ha comenzado con una campaña mediática que da por cerrada la discusión salarial con la docencia en nombre de que la misma habría sido aceptada por “casi la totalidad” de los gremios docentes y movilizando a sus punteros al interior de la docencia para atacar a los autoconvocados, dejando en evidencia que la presencia de los “delegados de la plaza” en la intergremial sirve para maniobrar contra la docencia toda y contra sus autoconvocatorias. Se juega así a golpear las tendencias a la huelga docente autoconvocada, ahora en nombre de hacer pasar el ajustazo fondomonetarista que busca profundizar la ministra de Economía Batakis y el gobierno del FDT, quien ya ha declarado que no habrá plata para ninguna reivindicación obrera y popular a la par que se rescata con una fenomenal emisión monetaria a los acreedores del tesoro nacional. Para ello cuenta con el apoyo de la intergremial y de la CGT salteña, “normalizada” bajo la dirección del burócrata bancario kirchnerista Carlos Rodas.

Bajo el régimen hiperinflacionario que el gobierno nacional ha impuesto y que Sáenz apoya abiertamente, la derrota de cualquier lucha y reivindicación obrera se refuerza como política de Estado, por lo que es más necesario que nunca defender la unidad de la docencia autoconvocada bajo sus métodos históricos de una asamblea común con delegados mandatados y ampliar fuerzas impulsando conscientemente la tendencia a la lucha común que recorre al conjunto de los trabajadores estatales y que se expresó el año pasado en autoconvocatorias de ordenanzas, trabajadores de la salud y municipales en apoyo a la huelga docente, o en la lucha de los trabajadores judiciales autoconvocados.

Bajo esta comprensión, es necesario preparar con todo la asamblea provincial docente autoconvocada del próximo sábado y discutir los pasos de lucha necesarios para volver a la huelga general y extenderla al conjunto de los trabajadores estatales.