Movilización piquetera en las calles y Plaza de Mayo

Escribe Leonardo Perna

Tiempo de lectura: 2 minutos

El movimiento piquetero llevó adelante una jornada nacional que adoptó varias características y culminó con actos en las plazas de todo el país, en medio de la crisis financiera y política vinculada con la designación de Mass en un superministerio.

En CABA la jornada comenzó por la mañana con una conferencia de prensa de la Unidad Piquetera en los tribunales de Talcahuano, donde también estuvo presente la UTEP. Lo hizo, en forma puntual, el funcionario “Gringo” Castro, al cual Belliboni le dio una afectuosa bienvenida.

Hacia el mediodía, la marcha arrancó desde Desarrollo Social, el ministerio de Trabajo y Tribunales hacia Plaza de Mayo. El Polo Obrero Tendencia se movilizó a Tribunales contra la persecución al movimiento piquetero, y marchó con su propia columna desde Corrientes y Callao, por Diagonal Norte, a Plaza de Mayo. Difundió a su paso una declaración con el programa votado en la Asamblea o Congreso Abierto que convocó en el miniestadio de Lanús. El MTR Histórico realizó un corte en el Puente Pueyrredón, con la consigna de la renuncia de Batakis. En simultáneo, la UTEP, CTA-A y los MTE, con delegaciones representativas, realizaron un acto en el Obelisco, sin acercarse a Plaza de Mayo. Llamaron, ahora con la designación de Massa, a que el Congreso vote el proyecto de salario básico universal presentado por los diputados de Patria Grande.

La jornada se replicó en decenas de ciudades de todo el país. Desde el Polo Tendencia panteamos un aumento del 100% de salarios y jubilaciones, la creación de una bolsa de trabajo bajo control de las organizaciones obreras electas, bono de $20.000, la anulación de los procesamientos judiciales, por un Congreso Obrero y por un gobierno de trabajadores. El ministro Zabaleta no recibió a nadie. El gobierno, por su parte, anunció un bono de $11.000 por única vez.

Los planteos

Ante el impasse creado por el anuncio de cambio en el gabinete, tanto en la UP como en los Vaticanos se discute la salida para los desocupados. Somos Barrios de Pie, de Daniel Menéndez, canceló su movilización a La Rural.

El sonido del acto funcionó muy débil, en tanto las columnas permanecieron sobre diferentes avenidas de la Plaza. El PO oficial organizó una seguridad para impedir el avance de la columna de la Tendencia.

Eduardo Belliboni, en su discurso, atacó a los formadores de precios, y el gobierno nacional y llamó a unir fuerzas contra el ajuste. El frente bosquejado con la UTEP de Juan Grabois, que al menos en esta jornada no funcionó como tal, encuentra resistencias dentro de sus espacios. También insistió con el llamado a que la CGT convoque a un paro.

Al cierre de la jornada, Eva Gutiérrez dirigente del Polo Tendencia denunció, en un acto, la ofensiva criminalizadora, la situación de hambre y miseria, la lucha por el trabajo genuino, destacó las tareas que arrojó el Congreso abierto de Lanús y la necesidad de una agitación política entre los trabajadores. Denunció los intentos de frente popular con las organizaciones del oficialismo y la precarización laboral que entraña la llamada economía popular.

Marcelo Ramal se refirió a lo que estaba ocurriendo por esas horas, a la lucha interna por el despojos de un gobierno en ruinas. Destacó una serie de luchas para reafirmar la perspectiva de un Obrerazo, y convocó a una campaña por la huelga general.

La Tendencia marchó y realizó actos en San Juan, con una gran columna, junto al MST-Teresa Vive; en Córdoba, en Tucumán, en Salta en conjunto con FOL y la Darío Santillán; en Misiones, en Chaco, en Santa Fe y en Entre Ríos junto a Cuba-MTR, y en Mendoza. En el marco de la jornada se anunció que del 8 al 11 de agosto se realizarán nuevas medidas con cortes de rutas, movilizaciones y acampes, para conseguir las reivindicaciones que no obtuvieron respuestas.