Tiempo de lectura: 3 minutos

Pedro Jofre Luján sacó un arma de fuego y disparó a un grupo de trabajadoras estatales y de prensa en la puerta de la intendencia de San Martín de los Andes, Neuquén. Jofre Luján es afiliado de la Asociación Trabajadores del Estado - ATE y miembro de la seccional Neuquén dirigida por Carlos Quintriqueo.

Quintriqueo es el garante de las paritarias a la baja en Neuquén, aún más a la baja que en cualquier otra seccional o incluso que la ATE Nacional de Hugo “Cachorro” Godoy. Es el mismo que firmó una paritaria 0% en 2020 -al inicio de la pandemia- y otra de miseria en 2021, generando la reacción de los trabajadores y trabajadoras de la salud neuquinos bautizados como “Elefantes de la Salud”. La autoconvocatoria de la salud le terminó arrancando la reapertura de la paritaria al gobierno de Neuquén a fuerza de cortes de ruta y asambleas.

Esta semana se conoció que ATE Nacional pidió ser querellante contra Jofre, que el gobernador Omar Gutiérrez lo dejó cesante en Desarrollo Social -organismo en el que figuraba desempeñando tareas- y que una asamblea de auxiliares de la Verde y Blanca se reunió para apoyar a Quintriqueo. “No estoy solo”, dijo a los medios.

Que ATE sea noticia por un incidente policial ya no debería sorprender a nadie. Aunque Julio Fuentes, de la conducción nacional de ATE, se mostró sorprendido porque “es la primera vez que pasa algo así dentro del sindicato”, no nos podemos olvidar cuando en 2016 un grupo de afiliados entró al Hotel Bauen Recuperado para impedir el funcionamiento de la Confederal. El hotel quedó todo destruido y hubo heridos con armas blancas: el mismo video que circuló ATE Nacional muestra las imágenes.

La descomposición va ganando lugar en el sindicato, con patotas y choques entre “afiliados”. Las asambleas de Memoria y Balance empezaron a tener por “seguridad” barras de clubes de futbol y se abandonaron por completo los plenarios de delegados.

Los últimos plenarios convocados por el CDN fueron virtuales debido al aislamiento obligatorio y, aunque participaban entre 300 y 500 delegados con mandatos de asambleas y propuestas de planes de lucha, se cerraban con la frase: “bueno, gracias compañeros pero el consejo directivo fue electo y va a definir qué hacer”. Por lo que todos los planteos y mandatos de sector caían en saco roto. Ese proceso se fue dando a la par de que en Neuquén Quintriqueo atacaba a los autoconvocados de la salud.

Los otros detenidos de ATE

Esta semana el CDN de ATE se movilizó más para despegarse de Jofre Luján y de Quintriqueo que porque en Mendoza tres directivos de la seccional fueron detenidos “por imposibilitar el tránsito”. El martes a la tarde, ATE Nacional se limitó a publicar en su página web un repudio a las detenciones.

En Mendoza, los estatales en la Multisectorial están en un plan de lucha por apertura de la paritaria y por el rechazo a la oferta del Ejecutivo. La asfixia salarial llevó a que ATE Mendoza (verde) convocara al paro con movilizaciones.

El Ejecutivo respondió al pedido del aumento de emergencia de $40.000 ofreciendo un bono de $4.500. El martes 2 de agosto estaba convocada la asamblea en la puerta del Hospital Humberto Notti, para votar la continuidad del plan de lucha. Al finalizar, la policía se llevó detenidos a tres dirigentes del sindicato y a una trabajadora.

Pasadas 24 horas de las detenciones de Roberto Macho, secretario general de ATE Mendoza; Adriana Iranzo, secretaria adjunta; Graciela Navarro, secretaria de finanzas, y María Rosa Gaete, en el contexto de la persecución a Joanna Báez y Daniel María Pérez -militantes del Frente Popular Darío Santillán- y a la compañera Rosario María Lourdes Gómez del Polo Obrero Tendencia, ATE Nacional no convocó siquiera a movilizarse a las puertas de la Casa de la Provincia de Mendoza para exigir la libertad inmediata y el fin de la política represiva para garantizar el ajuste.

La lucha por el salario

En estas horas ATE Santa Fe cumple el segundo día de paro por aumento de salario. Mendoza venía de votar la continuidad del plan de lucha cuando fueron detenidos los dirigentes. ATE Córdoba está en estado de Asamblea Permanente contra el congelamiento del ingreso a planta del Estado.

Mientras la conducción nacional esté abocada a las elecciones de la CTA Autónoma y decidida a ser sostén de un gobierno en crisis que tiene como único norte ajustar a las y los trabajadores, con el aumento de tarifas y la devaluación, es necesario que todos los sectores de estatales que estén dispuestos a luchar coordinemos un plan de lucha nacional que arranque a los detenidos de Mendoza, imponga un aumento general del salario y garantice el pase a planta permanente de todos y todas las trabajadoras del Estado, nacional, provincial y municipal.

La única forma de erradicar a las patotas del sindicato es volver al mandato de asamblea y al plan de lucha hasta ganar.