Los docentes de Formosa también van al paro

Escribe Franco Bozzani

Tiempo de lectura: 1 minuto

En el contexto de un reguero de paros y movilizaciones docentes que se extiende en distintos rincones del país, la docencia formoseña se suma a la ola.

El gobierno provincial ha decretado un aumento del 50% en tres cuotas para todo el sector público, con el aval de las direcciones sindicales. La convocatoria docente al paro es la respuesta a esta institucionalización de la pobreza. Las cuotas son absorbidas completamente por la inflación y los trabajadores viven endeudados para sobrevivir apenas una quincena.

Este aumento no sólo representa una notoria pérdida del poder adquisitivo de los docentes y marca pauta para todos los asalariados de la provincia, mientras la inflación empina hacia los tres dígitos. A esto se suma que no contempla parte del salario en negro que percibe el docente.

El paro vuelve a colocar a la docencia una vez más como referencia de lucha para toda la clase obrera de la provincia, atravesada por una enorme carestía. Las huelgas docentes del país ponen de relieve una situación que excede a la provincia y plantea una huelga nacional docente.

Apoyamos esta gran lucha y proponemos discutir la necesidad de asambleas en todas las escuelas para organizar la huelga general docente.