Santa Fe: patronal avícola arremete con despidos

Escribe Agustín Fernández

Tiempo de lectura: 1 minuto

El pasado miércoles se despidió a un trabajador de la empresa “Pollos San Andrés”, perteneciente al grupo Sánchez & Sánchez, una de las 10 empresas avícolas que concentran el 85% de la producción provincial. El compañero participó de las elecciones sindicales del presente año, donde se eligieron delegados dentro de la planta de aproximadamente 150 trabajadores. El despido se produjo exactamente cuando finalizara el periodo de inmunidad que tiene todo trabajador que se presenta a elecciones sindicales.

No obstante, existiría una “lista negra” de trabajadores sindicados como “rebeldes”, por promover reclamos dentro de la planta sobre sus condiciones de trabajo. El convenio colectivo que les corresponde indica una remuneración para el trabajador que ingresa de aproximadamente $80.000, suma que alcanza apenas la línea de pobreza. Antigüedad mediante, en el mejor de los casos los salarios de los trabajadores más antiguos alcanzan los $130.000.

No son solo cuestiones salariales las que afectan al sector, sino también las condiciones de trabajo. En dicha fábrica se faenan 85.000 pollos diarios en intensas jornadas de 9 horas. La resultante de semejante exposición termina perjudicando la salud y la vida de todos los operarios, cuyas lesiones musculares son moneda corriente y cualquier reclamo ante los riesgos del trabajo es motivo de “reemplazo” y de descarte.

Como respuesta a estos atropellos, se han realizado concentraciones en puerta de fábrica. La reacción de la patronal pretende sentar un precedente de disciplinamiento. Su postura ha sido la intransigencia al reclamo.

Este lunes 8 está programada audiencia entre el sindicato y la patronal en el Ministerio de Trabajo. Nos solidarizamos y acudiremos a la misma, exigiendo la inmediata reincorporación del compañero despedido y el cese de conductas antisindicales por parte de la patronal.