Santa Fe: estatales, si ganan los docentes ganamos todos

Escribe Marilin Gómez

Rechacemos el "acuerdo" extorsivo, apoyemos a la huelga docente.

Tiempo de lectura: 1 minuto

El 65-70% de “aceptación” de la propuesta salarial por parte de trabajadores estatales, es resultado de las ya acostumbradas maniobras inconsultas y las extorsiones de descuentos por los días de paro. La bajada de línea era muy clara -si no aceptamos nos descuentan 30000 pesos por días de paro, volvemos a cero en la negociación y no tendremos aumento-. El propósito también era claro, condicionar una aceptación de la docencia y frenar la rebelión de las bases.

El acta paritaria festejada entre el gobierno y las conducciones de ATE y UPCN, establece un 31% de aumento en 4 cuotas no acumulativas sobre los salarios de febrero pasado (un salario por debajo de la línea de miseria, como el que cobran hoy los miles de contratos Covid de la provincia que además, tienen fecha de vencimiento en diciembre de 2022), cuando la inflación anual será del 100% al menos, y se acumula mes a mes, no calculada con un año de atraso como los salarios. Por último prometen una revisión en diciembre que no garantiza otra cosa que el congelamiento de salarios y jubilaciones hasta marzo de 2023.

De esta manera las direcciones burocráticas boicotean el desarrollo de huelgas generales, utilizando los “paros” o los “planes de lucha” para encausar la bronca de los trabajadores entre trabajadores. Desfigurando la capacidad de acción que tiene las masas laboriosas organizadas frente al poder político del Estado, frente al patrón.

De manera AUTOCONVOCADA recuperemos el ejercicio del debate en cada lugar de trabajo, con asambleas que se orienten hacia la unidad de las luchas de salud, estatales y docentes. Llevemos adelante plenarios que definan un plan de lucha y se voten resoluciones de unidad y continuidad de las medidas hasta imponer nuestros reclamos: por aumento de emergencia del 100%. Salario inicial igual a la canasta familiar (hoy en $190.000), indexación automática por inflación para defender el poder adquisitivo. Basta de cuotas. Por plena vigencia del 82% móvil. Defensa de la caja de jubilaciones y el IAPOS. Pase a planta.