Ademys: jueves 22, vamos todos al paro

Escribe Ana Belinco

Construyamos la huelga general educativa.

Tiempo de lectura: 3 minutos

Con aproximadamente 120 docentes y un grupo de familiares de estudiantes con discapacidad, en el día de ayer se llevó a cabo la asamblea de Ademys.

La asamblea comenzó con la intervención de las familias de niños y jóvenes con discapacidad que asisten a escuelas de formación integral y especial. Denunciaron el ajuste criminal que el gobierno nacional y el gobierno de CABA vienen aplicando sobre el sector y llamaron a realizar acciones contundentes y en unidad de familias y docentes. También hablaron docentes de Escuela de Maestros, a quienes ya les vienen extendiendo la jornada laboral los días sábados.

Mariana Scayola, secretaria adjunta del sindicato, llevó adelante el informe comentando la crisis de gobierno, el ajuste en discapacidad y los salarios bajos. Expresó el rechazo general de la docencia frente a los últimos anuncios del gobierno de CABA, sobre poner en agenda los Espacios de Mejora Institucional (EMI) los días sábados, y frente al ataque al Estatuto Docente. Finalmente colocó la necesidad de seguir construyendo medidas en las escuelas.

Luego de su intervención se abrió la lista de oradores y se dio a conocer el resultado de la consulta realizada en las escuelas, que se expresó por medio de 59 mandatos con 925 firmas en total. Frente a un total de casi 80.000 docentes es una muestra marginal, pero es un dato positivo teniendo en cuenta que en los últimos años el sindicato viene realizando todas sus asambleas sin ningún tipo de deliberación previa. La opción 1, que determinaba mandato para realizar un paro de 24 horas el 22/9 y otro de 48 la semana siguiente obtuvo 340 firmas. La opción 2, que era paro de 24 horas y nueva asamblea, obtuvo 585 firmas.

La votación final de la asamblea refrendó la realización de un paro de 24 horas este 22/9 y una nueva asamblea el 29/9.

Nuestro planteo

Desde Tribuna Docente Tendencia intervinimos marcando que íbamos a acompañar la moción que obtuvo la mayoría en los mandatos, pero señalando la necesidad de construir desde las bases, por medio de la deliberación en asamblea de escuela y de distrito, la huelga educativa mediante un plan de lucha sistemático y progresivo que apunte a coordinar las diferentes luchas en curso, muchas autoconvocadas, como la del sector de discapacidad, del grupo "Trabajadores y afiliados en defensa de Obsba" -que viene realizando distintas acciones desde febrero y este 24/9 realizarán un "picnic contra la privatización" en el Club de Núñez- y la de la docencia y familias contra el cambio de modalidad de jornada simple a completa.

Explicamos que entendemos que esta perspectiva es fundamental, dado que hay que superar la táctica de la burocracia de UTE/CTERA que, en línea con la embajada yanky, apunta a pasar la reforma laboral fragmentando y enterrando la lucha por medio de un paro suelto que funcione como válvula de descompresión de la bronca que hay en la docencia y que va en aumento frente a la pérdida salarial, a la destrucción del Estatuto afectando licencias, al intento de extensión de la jornada laboral (por medio de la extorsión de pagos extras, que el gobierno puede realizar gracias a que los sindicatos no realizan una lucha en regla en defensa del salario), al cierre compulsivo de jornadas simples dejando a cientos de docentes cesantes y a la falta de acceso a las prestaciones de salud mínimas.

Límites y perspectivas

Entendemos que el hecho de que la nueva asamblea de Ademys se haya votado recién para una semana después del paro del 22/9 no abona en esta perspectiva en el marco de una medida de fuerza que va a ser contundente, dado que es llamada por varios sindicatos (UTE, CAMYP, ADEMYS), y que permitiría sacar un balance a favor de la continuidad de la pelea ayudando así a superar la táctica de descompresión de la burocracia ceterista.

Por otra parte, que se apunte a acciones descentralizadas en vez de propiciar una movilización central llamada por todos los sindicatos difumina la contundencia del golpe.

Llamamos a toda la docencia a superar estos límites fortaleciendo el paro de este jueves 22/9 y a tomarlo como el puntapié para profundizar las medidas de acción, mediante una fuerte deliberación en las escuelas y en las asambleas de distrito.

Construyamos la huelga educativa que nos permita alcanzar todas nuestras reivindicaciones.