Asamblea de Ademys: la multicolor desconoce el mandato de bases

Escribe Ana Belinco

Tiempo de lectura: 3 minutos

Con la presencia de aproximadamente 60 docentes, en su mayoría de agrupaciones del sindicato, se llevó a cabo el martes 15 la asamblea de Ademys en el Colegio Julio Cortázar.

Las distintas intervenciones enumeraron la catarata de ataques que está llevando adelante el gobierno porteño contra la docencia. También se derramaron loas sobre el acuerdo que selló la burocracia de la Asociación de Médicos Municipales para los residentes, a pesar de que quedó por debajo de los $250.000 que reclamaba el movimiento y pateó hacia adelante la cuestión de los concurrentes. Todas las agrupaciones reivindicaron el método que desenvolvieron los compañeros de la salud: la autoconvocatoria, la coordinación de base y la huelga general, con el que desbarataron la paritaria a la baja que había firmado la misma burocracia apenas dos meses atrás. Sin embargo, en el desarrollo de la asamblea, esta perspectiva sería rechazada en concreto por la mayoría de las corrientes presentes.

Efectivamente, tanto los voceros de la lista Multicolor como los de la Haroldo Conti y el Nuevo MAS, propusieron desistir del paro del jueves 17, a pesar de que ya se había empezado a instalar en las escuelas, para remplazarlo por un cese de tareas, una medida impracticable para la docencia. Ese día está previsto movilizar junto a los SUTEBA multicolores y los trabajadores de la salud. Justificaron esta moción en que la asamblea de residentes y concurrentes de CABA “había levantado la movilización”.

De nuestra parte, en cambio, colocamos que era prioritario luchar por dos ejes centrales: la defensa del Estatuto Docente y el salario. En este sentido sostuvimos que Ademys debía dirigirse a las bases de UTE-CTERA, cuyos representantes nacionales, Yasky y Baradel, se reunieron con el embajador yanki para garantizar la reforma laboral y los salarios a la baja. De ese modo, el sindicato combativo tenía que constituirse en un polo de clarificación política entre las bases docentes. Señalamos que, lejos de eso, la dirección Multicolor actual del sindicato ha acoplado a Ademys a una política de "unidad porque los docentes de las escuelas así lo piden". Esto no es más que una unidad declamativa y sin principios, pues no ha dado lugar a ninguna acción de lucha. Esta orientación se ve claramente en la política que el sindicato está teniendo en torno al conflicto de ObSBA, donde se ha plegado acríticamente a la convocatoria de la burocracia.

Junto a los compañeros de Docente en Clase, con quienes conformamos el Frente de Unidad, mocionamos parar el jueves 17, confluyendo con el paro de los SUTEBA multicolores y la jornada de lucha de los hospitales nacionales y de enfermería, y unificar con la concentración en la obra social convocada por el colectivo autoconvocado "Trabajadores y afiliadxs en defensa de ObSBA", realizando en el lugar una nueva asamblea para definir cómo continuar. También mocionamos que la asamblea se exprese en contra de la exclusión de los jóvenes de educación especial, dado que estamos a días de que una nueva camada se quede afuera del sistema educativo. Nuestra moción fue en el sentido de la voluntad expresada en los mandatos recogidos por la asamblea en las escuelas. De 270 firmas, 244 se expresaron por el paro en confluencia con salud y sólo 26 en contra del paro. Sin embargo, las agrupaciones que monopolizaron la asamblea desconocieron los mandatos e impusieron el “cese de actividades” en lugar de la huelga.

Este jueves 17 marchemos en defensa del Estatuto docente, del salario y por todas nuestras reivindicaciones junto a la docencia de la Provincia de Buenos Aires y a los sectores de salud en lucha. Vamos con el colectivo autoconvocado "Trabajadores y afiliadxs en defensa de ObSBA" a la sede central (Rivadavia 6082), a reclamar que se restituyan todas las prestaciones, que se publiquen los balances de contabilidad y que los afiliados y trabajadores tengamos participación directa en las decisiones de nuestra obra social.

Suscribite a Política Obrera