Abajo el juicio de desafuero contra Jorge Adaro

Escribe Darío Molinari

Tiempo de lectura: 1 minuto

El gobierno de Larreta y la ministra Acuña avanzan con un juicio de desafuero contra Jorge Adaro, secretario adjunto de Ademys. El mismo se celebrará el próximo 29 de noviembre, en coincidencia con las elecciones del sindicato. El propósito de Larreta-Acuña es viabilizar los sumarios y la sanción disciplinaria que el GCABA había impuesto contra Adaro y Juan Manuel Di Vicenzo, ambos docentes de la escuela 19 D.E 19, del barrio de Villa Soldati, en septiembre de 2021, por haber repudiado la presencia en la escuela de Fabián Capponi, Director General de Escuelas del Ministerio de Educación porteño. Capponi es uno de los responsables de la política de vaciamiento y precarización laboral en varios programas educativos y uno de los funcionarios políticamente responsables por "la vuelta a las aulas" en pandemia que se llevó la vida de 35 docentes porteños. También de haber privado a miles de niños del acceso a Internet durante la virtualidad.

El rechazo a su presencia, con carteles en la puerta de la escuela, constituye un reclamo legítimo. Caponni sólo es “bienvenido” en las escuelas dirigidas por conducciones escolares ligadas a la gestión, que no cuentan con el apoyo del personal docente. El gobierno de la Ciudad y el propio Caponni han tomado nota de esto y por esta razón montaron una provocación en su "visita" a la escuela 19: dos personas sin identificación amedrentaron a la docencia y comenzaron a filmar al personal de la escuela, en presencia del alumnado. Filmación que luego la ministra Acuña viralizó por sus redes, con la intención de desprestigiar a maestros y maestras.

Con el juicio de desafueros y los sumarios, Larreta y Acuña pretenden aleccionar a la docencia que levanta cabeza contra la reforma laboral, atacando sistemáticamente nuestro convenio colectivo, en un cuadro de ajuste. El objetivo reaccionario es judicializar la protesta, al igual que intentan hacerlo con el movimiento estudiantil secundario y la denuncia penal a sus familiares por las tomas de colegios.

Impulsemos pronunciamientos, asambleas por escuelas y distritos contra la persecución. En defensa de la organización gremial y política de los trabajadores y las trabajadoras, se impone una asamblea general del gremio y la movilización. Rechacemos el juicio trucho contra Jorge Adaro y los sumarios.

Suscribite a Política Obrera