Residentes de Bariloche: “Hay compañeros que hacen más de cien horas semanales”

Escribe Myriam Álvarez

Reportaje a las trabajadoras residentes del Hospital Zonal de Bariloche

Tiempo de lectura: 4 minutos

Charlamos con Daniela Graziosi, residente de medicina general, Ailin Garrido, jefa de residentes de kinesiología, Laura Montanelli jefa de residentes de clínica médica, Belén Arisnavarreta, residente de pediatría, y Celeste Forlenza, residente de salud pública veterinaria del área de Salud Ambiental del Ministerio.

¿Cómo se inició el conflicto en Bariloche?

Daniela: El conflicto es histórico, no hay una fecha exacta, hace añares que estamos en lucha, que va y que viene, por motivos que son de público conocimiento, que debemos seguir atendiendo, en nuestras actividades. Se complica a veces organizarnos, pero estamos en lucha siempre porque nunca mejoran las condiciones laborales. Nos siguen precarizando. Es histórica y es recurrente la lucha.

¿Qué reclaman?

Laura: Uno de los reclamos, nuestro objetivo final, que es utópico en este momento, pero es a lo que apuntamos, es a una reforma en el reglamento de residentes, que es en definitiva lo que nos lleva a sufrir las irregularidades a la hora de los cobros. Una es que somos considerados becarios y no trabajadores de la salud, por ende, eso hace que en el recibo de sueldo haya distintas irregularidades. Los residentes somos todos profesionales con títulos universitarios, pero actualmente no tenemos aportes jubilatorios, por lo que significa entre tres a cuatro años de trabajo sin aportes a lo largo de la residencia. Otros temas son los de la obra social -no podemos afiliar a nuestros familiares-, el aguinaldo lo cobramos en forma de bono, y con esta denominación hace que sistemáticamente cada seis meses no lo cobremos y que haya que reclamarlo para cobrarlo. Estos son los puntos más duros.

¿Cómo debaten y deciden las medidas de lucha?

Daniela: Los residentes estamos en asamblea permanente en el hospital y estamos constantemente en lucha. Lo complicado es organizarnos, porque básicamente el hospital y la salud pública se sostiene gracias al laburo que hacemos los residentes, que metemos muchísimas horas. Horas que no se hacen en ningún otro trabajo, hablamos de jornadas de más de 24 horas. Hemos sacado la cuenta y hay compañeros que hacen más de cien horas semanales. Eso es una barbaridad. Así que lo que hacemos es reunirnos en asamblea cuando tenemos un espacio, intentamos que venga un representante de cada residencia, y vamos viendo también qué es lo que pasa con otras organizaciones sociales.

¿Cómo evalúan los resultados que obtuvieron los residentes y concurrentes de CABA?

Belén: La verdad es que es excelente, otra prueba de que la lucha es la única forma de ser escuchados. Lamentablemente tuvieron que estar casi cincuenta días de paro y no respondiendo a sus actividades, pero el resultado fue excelente, otra prueba más de que la lucha es el camino.

Daniela: El resultado nos abre la puerta a que hay que seguir peleando, ¿no? Consiguieron algo muy importante. ¡Conseguimos!, porque me considero parte de esa lucha, pero hay que seguir peleando, hay muchas irregularidades, incluso están a la vista, porque se está vaciando el sistema de residencia y, realmente, vuelvo a repetir, sin residentes no hay hospital que se sostenga.

Belén: No es solamente por las condiciones del sueldo, las edilicias también, del edificio en el que estamos. Hay más de una residencia a la que se le ha caído el cielo raso o donde las sillas donde se sientan los familiares de los pacientes, por ejemplo, en pediatría, están en malas condiciones. O sea, no es algo que nos afecte directamente sólo a nosotros, sino también la calidad de atención que le damos a todos los rionegrinos, dada la complejidad que tiene este hospital, que es nivel seis y se supone que es centro derivador de toda la provincia.

Celeste: Yo quiero aportar que desde el área de salud ambiental también se están viendo bastantes problemas, o sea, se ve cada vez menos análisis de laboratorio que podemos realizar y eso repercute en nuestra formación y en el servicio para la comunidad.

¿Qué opinan de los paros nacionales de salud del 17 y 23 de noviembre?

Daniela: Este 23 tuvo bastante convocatoria; al del 17, en cambio, muchos residentes, por sus actividades, no pudieron concurrir, pero creemos que este es el camino. No importa cuál sea la cantidad, hay que seguir en la calle, visibilizar la precarización con la que laburamos. Juegan a cansarnos, ese es el plan de ellos.

Belén: Invitamos a la comunidad a sumarse a los reclamos porque los afecta directamente.

Daniela: Como dicen los carteles, toda esa gente que nos aplaudía en pandemia, que nos veía como héroes, necesitamos que también venga a luchar con nosotros, porque es un hospital que es para todos, realmente el Hospital Zonal, como dijo mi compañera, es el centro de derivación de muchísimas áreas de la provincia y además el área que abarca acá. Pero, incluso en Bariloche, vemos sobrepasada por completo la oferta que tenemos para dar en cuanto a recursos humanos, y ni hablar de materiales y además, no hay medicación. Entonces la gente se empieza a poner violenta porque nosotros no podemos abarcar toda la demanda. Necesitamos que esa gente ponga esa energía acá, cuando hay que visibilizar, porque realmente no nos da más el cuerpo a los trabajadores de la salud.

Celeste: Que se sientan orgullosos de que Argentina tiene un sistema de salud gratuito, que no se da en todo el mundo, y creo que el llamado también es ese, a movilizar a la sociedad a que despierte y ayude a estos reclamos, a esta lucha, y a defender la salud pública.

¿Qué les parece la extensión de la lucha de Salud a nivel nacional?

Daniela: Hay que ir por ahí. ¡Hay que ir por ahí! Lamentablemente no hay que desistir, por lo menos es lo que pienso, que hay que seguir en la lucha, parando y movilizando, porque es lo que hace que se visibilice la lucha. ¡Es por ahí!

Suscribite a Política Obrera