A 6 años del asesinato de Reyes en manos de la policía

Escribe Natalia Gutiérrez

Tiempo de lectura: 2 minutos

Este 16 de enero se realizó la inauguración de un mural en memoria de Miguel Reyes Pérez, joven asesinado por la policía de Tucumán en la barriada de San Cayetano. Concurrieron familiares de víctimas del gatillo fácil y de la impunidad, vecinos y representantes de distintas organizaciones.

Reyes era uno de los tantos jóvenes afectados por el consumo problemático de sustancias. La policía, valiéndose de esa situación, lo perseguía y obligaba a delinquir. Uno de los asesinos le había dicho a la madre que se lo entregaría en un cajón. Finalmente, eso es lo que sucedió. El 24 de diciembre de 2017, lo agarraron en la calle, le dispararon y le dieron un golpe mortal en la cabeza con la Itaca.

Desde aquel momento, su familia llevó un arduo camino de lucha por justicia enfrentando al Estado, denunciando el gatillo fácil y la violencia policial. Sufrieron amenazas con la intención de acallarlos. Junto a los familiares de víctimas del gatillo fácil y de la impunidad, y de la mesa de apoyo de Justicia por Reyes integrada por organizaciones y medios alternativos, se arrancó el juicio a fines de 2021. El policía acusado, Mauro Navarro, fue condenado en primera instancia a perpetua. Sin embargo, a fines de diciembre, unos días antes de la feria judicial, la Corte Suprema de Justicia de la provincia resolvió su absolución y lo liberó. Los argumentos del dictamen van en la linea de la ´doctrina Chocobar´ sentando un grave precedente de impunidad.

Se trata claramente de un fallo que cuenta con la venia del gobierno de Jaldo-Manzur y del PJ provincial. Estos son defensores a ultranza de la ley de contravenciones de la dictadura, declarada inconstitucional por la Corte Suprema de la Nación. Recientemente han aprobado una ley que da más prerrogativas a la policía en nombre de combatir el narcomenudeo. Se han multiplicado las fuerzas parapoliciales en los municipios. Frente a este reforzamiento represivo, la policía pidió como moneda de cambio la absolución de Navarro y tener zona liberada para el gatillo fácil.

A seis años del asesinato de Reyes continúa más que nunca la lucha por justicia. La inauguración del mural es parte de las acciones que se emprenderán para dar vuelta este fallo de impunidad y como parte de la lucha frente a los distintos casos de gatillo fácil. En febrero, al terminar la feria judicial, encaremos un plan de lucha coordinado junto a todos los familiares de víctimas y organizaciones sociales para tirar abajo la absolución de Navarro.

Miguel Reyes Pérez presente, ahora y siempre.

LEER MÁS:

Reconocimiento a la lucha de los familiares contra la impunidad Por Alejandra del Castillo.

Tucumán: condenan a perpetua a uno de los policías asesinos de Miguel Reyes Pérez Por Alejandra del Castillo.

Suscribite a Política Obrera