Crisis de IOMA, punta de lanza de la privatización de la salud

Escribe Julio Cesar Gudiño

Tiempo de lectura: 4 minutos

Para los trabajadores estatales bonaerenses no es ninguna novedad la crisis sin piso del IOMA porque la sufrimos en carne propia todos los días. Cuando el afiliado, luego de un tortuoso peregrinar logra encontrar un turno, el tiempo de espera para ser atendido puede llegar a los 60 días y es muy frecuente que los efectores de salud no cuenten con especialidades básicas como dermatología, odontología, otorrino, etc. Otra afrenta que sufrimos cotidianamente es la generalización de los co-pagos “indebidos” que las burocracias sindicales estatales “denuncian” y también, cínicamente, convocan a los afiliados a denunciarlas a sabiendas de que si lo haces no hay salud. Por otro lado, es frecuente que los auditores de la obra social rechacen determinadas prácticas médicas o las aprueban parcialmente obligando al afiliado a pagar “precio libre” por la parte que no cubre la obra social. La cobertura de medicamentos es cada vez más baja y los trámites para acceder a la misma son cada vez más tortuosos.

Ésta es la situación real por la que atravesamos los afiliados al IOMA y que no puede ser ocultada por ninguna campaña publicitaria del gobierno Kicillof sobre el supuesto saneamiento de la obra social.

Es en este cuadro de situación que se desarrolla una aguda lucha política entre todas las fuerzas políticas capitalistas que utilizan la crisis del IOMA como taparrabos para darle la estocada final.

De la “libre elección” a la privatización

El santo y seña del desguace final del IOMA y la privatización posterior es el reclamo de JxC y Milei de terminar con el “afiliado cautivo” para desviar aportes de los trabajadores hacia las empresas de salud, abriendo de este modo un jugoso filón de negocios para el capital. Esta orientación política cuenta con un proyecto de ley en la legislatura provincial presentado por la “libertaria” Moragues que plantea la “libertad” del trabajador estatal para “elegir” su prestadora de salud.

Según varios especialistas, la iniciativa de dar “libertad de elección” es ilegal porque está en contradicción directa con la ley provincial 6.982 y la ley nacional 23.660 que impiden el traspaso parcial de los trabajadores estatales bonaerenses a otras obras sociales. Desde el FdT “criticaron” la iniciativa de JxC y AL por tratarse de una “(…) movida política de JxC para perjudicar a Kicillof y lograr un rédito político en el marco de las elecciones" ya que quiénes “lanzan estas versiones mentirosas son intendentes a los que nunca les preocupó el IOMA, que jamás se comunicaron en tres años con nosotros de manera oficial ni extraoficial para plantear nada" (Ambito.com, 26/04).

Ni lerdos ni perezosos, intendentes del interior bonaerense de JxC bajaron línea a sus ediles para que hagan votar en los Concejos Deliberantes la desafiliación de los estatales municipales o la libre elección al IOMA. Quien más a fondo llego en esta orientación política fue Manuel Pasaglia, intendente de San Nicolás, que desafilió a 750 municipales para obligarlos a cotizar a Avalian, una empresa de salud ligada al gran capital agropecuario. Esta empresa cuenta en la actualidad con 150 mil aportistas y se relame con la posibilidad de multiplicar por 10 esa cifra si todos los trabajadores estatales bonaerenses revistieran como clientes.

JxC denuncia al FdT por la crisis del IOMA absolviendo a la gestión vidalista que profundizó la política de vaciamiento de la obra social cobrándose varias vidas, entre ellas la vida de la compañera Gabriela Ciuffarella. Desde el FdT no combaten la política privatista, sino que simplemente se limitan a embellecer la gestión de Kicillof y a reivindicar la política de rescate millonarios a las empresas de salud durante la pandemia con fondos de IOMA.

En medio de este griterío el Consejo Deliberante del Tigre votó dar “libertad de elección” a sus empleados. Según Clarín (2/05), la votación fue 12 a 12 y desempató el presidente del Concejo. Aunque luego Zamora, enfrentado a Massa, veto la ordenanza este hecho político deja en claro que peronistas y liberales comparten una orientación política estratégica: la liquidación de las obras sociales y su privatización posterior.

La crisis del IOMA es el resultado del vaciamiento que conscientemente llevaron adelante todos los gobiernos capitalistas con la complicidad de las burocracias sindicales estatales. Su saneamiento solo puede venir de la mano de un IOMA gobernado 100% por los trabajadores que impulse la apertura de los libros contables, la revisión integral de los acuerdos con todos los prestadores de salud y el pase a planta de todos los estatales precarizados. Abajo la privatización. Por una cobertura integral e inmediata de todas las prestaciones de salud solicitadas por sus afiliados.

LEER MÁS:

Se profundiza la crisis de IOMA Por Julio Cesar Gudiño, 31/03/2023.

UN AÑO MÁS DE IMPUNIDAD-2018 26 DE FEBRERO 2023- LA COMPLICICDAD DEL ESTADO. 5 AÑOS SIN LA DOCENTE GABRIELA CIUFFARELLA, ASESINADA POR SU PROPIA OBRA SOCIAL Publicado en la funpage de Facebook de Tendencia Docente Clasista de la Provincia de Buenos Aires, 26/02/2023, y replicado en los muros distritales.

Kicillof manotea $8.000 millones de IOMA para pagar la deuda Por Luciana Diaz, 05/12/2020.

Sindicatos avalan el vaciamiento de IOMA Para el rescate de las clínicas privadas y garantía para el pago de la deuda. Por Luciana Diaz, 08/07/2020.

Suscribite al canal de WhatsApp de Política Obrera