Docentes de Santa Fe: la paritaria ya fue pulverizada por la devaluación

Escriben Muni Finkelstein y Germán Lavini

Tiempo de lectura: 2 minutos

El jueves 10 de agosto, Rodrigo Alonso, secretario general de AMSAFE, luego de más de dos horas de dilaciones, anunció a los medios presentes que los docentes habían aceptado la "oferta" del gobierno con una diferencia muy exigua de 214 votos: 15.075 por la aceptación y 14.861 por el rechazo. No se trató de ninguna negociación paritaria, sino de un verdadero ultimátum, ya que el acta suscripta por la Comisión Directiva provincial de Amsafe establecía que, si no se aceptaba, se retiraba inmediatamente. Un apriete liso y llano que la CDP firmó y dejó correr.

En las delegaciones que dirige la oposición, en particular Rosario y General López, la votación por el rechazo fue plebiscitaria; en Belgrano y Caseros fue abrumadora. También en San Lorenzo y Castellanos, una vez más, el rechazo volvió a triunfar, donde dirige "Trabajadores de la Educación" (La "Celeste" de AMSAFE).

La docencia rechazó

En el Departamento La Capital (sede de la Conducción) se volvió a plantear una nueva maniobra, "truchando" la votación con una diferencia de 2.200 votos a favor de la aceptación, cuando en el control de los números por escuelas, constatado por los compañeros de la oposición del "Frente 4 de abril" de la Capital, el recuento arrojaba una diferencia de sólo 1.000 votos. Llama la atención que esta denuncia flagrante de fraude no haya merecido ninguna observación de las delegaciones opositoras, lo que hubiera puesto en crisis, a tres días de las elecciones, esta rabiosa política de ajuste del gobierno de Perotti que la docencia santafesina repudia.

La premura de imponer esta paritaria de ajuste, con un acuerdo hasta febrero de 2024, tuvo una explicación: este lunes 14, inmediatamente después de las elecciones, cuando Massa anuncia una devaluación del 22 % que ya estaba en carpeta ha pulverizado el acuerdo, aún antes que se cobre.

Por medio de una operación express, el gobierno provincial y las conducciones gremiales han conseguido reeditar una nueva paritaria de ajuste, que profundiza la monumental pérdida salarial acumulada.

La paritaria ha dejado el cargo testigo y a la mayoría de la docencia nuevamente debajo de la línea de pobreza (hoy en $250.000) y a kilómetros de la canasta familiar (hoy en $400.000).

Se trata a todas luces de una paritaria a la baja, que en los términos oficiales es presentada en torno al 100 % anual (49 y 51 %, un porcentaje trucho en numerosas cuotas calculadas sobre el salario de febrero) cuando las proyecciones establecen que la inflación, en 2023, rondará al menos 150 %, antes de la devaluación y los próximos tarifazos.

Frente a este brutal despojo, impulsamos asambleas y autoconvocatorias, siguiendo el ejemplo de Salta y Jujuy, para fijar un claro reclamo y votar un plan de lucha y la huelga indefinida por un salario mínimo igual a la canasta familiar y la indexación mensual automática por inflación.

LEER MÁS:

Docentes de Santa Fe: pongamos en pie autoconvocatorias por la huelga indefinida Se puso en marcha otra paritaria de ajuste: exijamos un salario mínimo igual a la canasta familiar. Por Germán Lavini, 07/08/2023.

Suscribite a Política Obrera