Tucumán

Gatillo fácil: nueva condena y pena atenuada para los asesinos de Facundo Ferreira

Escribe Alejandra del Castillo

Tiempo de lectura: 2 minutos

El 31 de julio se inició el segundo juicio por el asesinato de Facundo Ferreira, de 12 años, a manos de la policía. En octubre de 2021 un tribunal había condenado a perpetua a Nicolás Javier González Montes de Oca y Mauro Gabriel Díaz Cáceres. Sin embargo, la Corte Suprema de Justicia de Tucumán, en complicidad con gobierno provincial, anuló la sentencia y ordenó realizar este nuevo juicio. Como en otras provincias, la policía tiene "zona liberada" para cometer todo tipo de atropellos y crímenes, a cambio de proteger los negocios y dar impunidad a los poderosos y reprimir a los sectores que luchan.

El 8 de marzo de 2018, Facu se trasladaba en moto con un amigo, otro niño, de 14 años, cuando se encontraron con Montes de Oca y Díaz Cáceres, quienes se movilizaban a bordo de una moto del 911. Comenzaron a perseguirlos y ambos policías dispararon hasta que Facundo cayó desplomado por el impacto de una bala de plomo en su nuca. Por el trayecto de la bala que lo mató, se deduce que iba a abrazado a su amigo para no caerse de la moto.

Mientras Facundo agonizaba sus asesinos adulteraban la escena del crimen. Plantaron una pistola y marcaron las vainas para presentar los hechos como un enfrentamiento. Todas estas maniobras de encubrimiento explican que la ambulancia haya llegado una hora después y que no se haya tomado ninguna medida de auxilio, siendo que el hospital Centro de Salud queda a escasos 600 metros del lugar de los hechos. El examen toxicológico de los asesinos arrojó que uno de ellos tenía cocaína y marihuana en sangre. Poco después del crimen, fue detenido por el arrebato de una cartera. El otro asesino tenía causas previas por abusos y "excesos" en el ejercicio de la fuerza.

En el nuevo juicio se exhibieron otra vez los más de cien testimonios y las distintas pruebas presentes en el primer juicio, que demuestran la responsabilidad de los policías. Este segundo tribunal condenó a ambos policías, pero a penas menores. En lugar de considerar como agravante el hecho de que fuesen policías, los juzgaron por homicidio simple. De las condenas a perpetua bajaron a 20 años al autor del disparo (Díaz Cáceres) y a 15 años al otro policía. Claramente se trata de una operación de salvataje a la policía y de legitimación del gatillo fácil. La familia de Facundo apelará la sentencia y pedirá el agravamiento de la pena marcando todos estos elementos. Se apoyará en esta segunda condena para mostrar la responsabilidad indiscutible de los asesinos y exigir la condena agravada, como establece el Código Penal.

Todo ese proceso, con sus avances y retrocesos, fue impulsado por la lucha de familiares víctimas del gatillo y de la impunidad junto a algunas organizaciones sociales y políticas. En el segundo juicio, estuvimos movilizados a la apertura del juicio, a los alegatos y sentencia junto al Frente Popular Darío Santillán, la Darío Santillán Corriente Plurinacional y La Poderosa. La instancia que se abre para arrancar la perpetua requerirá también redoblar la movilización y esta acción de frente único.

Justicia por Facundo Ferreira. Basta de gatillo fácil. El Estado es responsable.

LEER MÁS:

Tucumán: la Corte anula el fallo que condenó a los policías asesinos de Facundo Ferreira Por Natalia Gutiérrez, 26/02/2023.

Tucumán: la condena a los policías asesinos de “Facu” Ferreira Por Alejandra del Castillo, 06/10/2021.

Suscribite a Política Obrera