Docentes de Rio Negro: la paritaria de la suma fija

Escribe Elena Florín

Tiempo de lectura: 2 minutos

Por un muy ajustado margen, la burocracia de UnTER logró hacer pasar la aprobación de la propuesta paritaria del gobierno en el congreso que se reunió el 18 de septiembre pasado en Río Colorado. La aceptación fogoneada por la conducción obtuvo 115 votos mientras que el rechazo reunió 110 votos. Participaron las 18 seccionales del sindicato, nueve oficialistas y nueve opositoras.

La oferta aceptada consiste en un paquete conformado por el bono del gobierno nacional, de $60.000 por única vez en dos cuotas de $30.000, que se haría efectivo por planilla complementaria con los salarios de septiembre y octubre para todo el personal, sin tope, y una suma fija no remunerativa y no bonificable de $90.000 también en dos cuotas. Es decir, una paritaria que no contempla ningún aumento al básico sino cifras en negro, perjudicando al IPROSS -la obra social de los estatales- la caja previsional, los salarios de vacaciones y el aguinaldo. Además, el aumento a través de un monto fijo genera un achatamiento en la escala salarial. Un verdadero atentado al salario y al estatuto docente. Por otro lado, la desastrosa situación del IPROSS se discutió durante cinco horas. El vaciamiento se profundiza, los afiliados no acceden a las consultas que necesitan, los descuentos en medicamentos se reducen, los prestadores se retiran por falta de pago o por retrasos inaguantables.

La aceptación fue “condicionada” por la conducción de UnTER: “que los salarios de noviembre no sean inferiores a los de octubre”. Una farsa. En noviembre, pasadas las elecciones, se convocaría una nueva paritaria. “El gobierno intentará transformar la suma fija en remunerativa llevando el salario mínimo a 295.303 pesos, superando holgadamente la línea de pobreza”, declaró la burocracia de ATE, que firmó lo mismo que los docentes. El compromiso de la burocracia sindical con el gobierno nos sale muy caro a los trabajadores.

Las sumas fijas forman parte de un operativo electoral para calmar los efectos de la inflación acelerada y una carestía imparable, pero será fugaz. En la docencia rionegrina hay sobradas reservas de lucha. Año tras año, los docentes vienen ensayando grandes huelgas y movilizaciones, que la burocracia "Azul Arancibia" y sus aliados, con esfuerzos cada vez mayores, logran administrar y evitar la huelga general indefinida por la recuperación del salario.

Para desenvolver la lucha por el salario y la educación, la docencia deberá autoconvocarse en asambleas, discutir sus reclamos y preparar la huelga docente provincial.

LEER MÁS:

La caída del salario docente en todo el país Por Sebastián Chirino, 19/09/2023.

Rio Negro: luchas docentes y de la Salud A quince días de las elecciones provinciales. Por Elena Florín, 03/04/2023.

Río Negro: maniobra ´estatutaria´ de la burocracia de UnTER Por Mali Quintillán, 04/03/2023.

Río Negro: congreso de UnTER votó el no inicio de Por Mali Quintillán, 24/02/2023.

Suscribite a Política Obrera