Subte: movilización por la personería gremial de Agtsyp y la satisfacción de todos los reclamos

Escribe Matías Cisneros

Tiempo de lectura: 4 minutos

Medio millar de trabajadores y trabajadoras del subte se movilizaron desde el Obelisco a la Subsecretaría de Trabajo de la Ciudad para terminar en el Ministerio Nacional donde reclamaron la personería gremial de la AGTSyP y el doble franco semanal para disminuir el contacto con el asbesto. A la convocatoria asistieron muchos trabajadores jóvenes y sectores que comúnmente no se movilizan.

A la conducción los recibió una tercera línea del ministerio nacional. Pianelli le realizó una crónica del conflicto y las reivindicaciones pendientes. El funcionario se comprometió a dar una respuesta. Con la promesa la medida se levantó para discutir el próximo paso en el plenario del jueves cinco.

La medida se resolvió en el plenario del 27 de septiembre pasado, donde Pianelli planteó retomar la lucha por la personería gremial después de la cuarta mesa paritaria a la que el sindicato no fue convocado. Hacía semanas que en las líneas se estaba discutiendo la necesidad de retomar el plan de lucha por el doble franco. El creciente malestar también se debe a los ataques de la patronal a los activistas y a los afectados por asbesto, que en septiembre cobraron 4 de los 30 días. La patronal cumplió el compromiso de pago con los afectados solo después del paro del 22 de septiembre.

Doble franco

Reflotar la personería gremial cuando el conflicto del doble franco se empantana mete un nuevo jugador en la cancha: el gobierno nacional. Toda la burocracia sindical está evitando salir a luchar por las reivindicaciones. Los massistas, ahora más que nunca, necesitan paz social para llegar a las urnas. Todas las medidas del ministro de Economía apuntaron a contener el malestar y llegar a octubre: bono, ganancias, IVA, créditos flexibles. En ese escenario aparecieron las mesas “privadas” de negociación que no sirvieron para otra cosa que para que la patronal avanzara en las represalias.

La presión por parar se estiró al 22, fecha en la que debía estar depositada la plata de los descuentos. Ese viernes la plata no estuvo y el paro llamado horas antes tuvo un acatamiento sin fisuras: la bronca se expresó en cada línea y en simultáneo.

Es sabido que los paros del subte no golpean solo al gobierno de CABA, toda medida que se realice en la Ciudad de Buenos Aires impacta sobre el gobierno nacional porque este es el centro del poder político. Apelar a la lucha por la personería en este contexto es llamar al gobierno nacional a interceder justo cuando el conflicto está en condiciones de crecer. Es el abrazo de oso para llegar a octubre sin los paros simultáneos.

Pero la personería es la lucha de fondo más que necesaria para lograr todas y cada una de las reivindicaciones. La legalidad del sindicato mayoritario permitiría pelear las paritarias y rechazar las maniobras de la UTA para destruir el convenio con multifunción, acuerdos salariales a la baja y las represalias patronales. El doble franco sin un salario mínimo igual al costo de la canasta familiar que se indexe por inflación va a llevar a la autoexplotación de tomar horas extras para llegar a fin de mes.

Hiperinflación, presidente y elección de delegados

La medida devaluatoria, luego de las PASO, desembocó en reuniones paritarias mensuales. Las sumas a cuenta de futuros aumentos son corregidos por aumentos luego de la publicación de los números del INDEC. Como blanquearon los candidatos a presidente en su debate televisado, la cuestión económica a enfrentar es la hiperinflación. Una escalada de estas características llevaría a paritarias cada 15 minutos. Es decir, la disolución de toda posibilidad de acuerdos duraderos y la lucha de fuerza entre los trabajadores y sus patrones de forma permanente.

Las medidas del candidato-ministro buscan compensar esta situación, para poder sostener una paz social hasta la definición del nuevo presidente. La definición de nuestros reclamos inmediatos está enmarcada en esta meseta de contención. Una vez definido el nombre propio del verdugo, se producirán realineamientos en función del programa de reformas regresivas para los trabajadores y la liquidación salarial.

La elección de delegados cobra importancia mayúscula. Los trabajadores definiremos nuestros mejores compañeros, los activistas más destacados para la defensa de nuestras conquistas. Pero esa batalla de discernimiento se juega en el ahora, quienes sean los mejores organizadores de los trabajadores colectivamente en esta lucha actual. No hay mejora convencional mediante francos sin defensa integral del salario y el rechazo de la política de ítems de flexibilidad como el presentismo o de categorías flexibles.

El plenario de delegados va derecho a la definición de paros simultáneos en crecimiento de duración progresiva. Entramos en la etapa previa a la huelga general. Con las centrales obreras en contra y la autoconvocatoria a flor de piel.

El 23, 24 y 25 de octubre son las elecciones del Cuerpo de Delegados, tenemos una oportunidad para nutrir al sindicato de compañeros y compañeras que tengan verdadera voluntad de lucha, que no se casen con ningún gobierno.

LEER MÁS:

Subte: retomemos el plan de lucha Por Matías Cisneros, 22/09/2023.

Subte: la peor paritaria en 20 años Por Matías Cisneros, 27/07/2023.

Subte: la pelea por el doble franco, en compás de espera Por Matías Cisneros, 04/06/2023.

Sindicato del Subte: balance necesario Por Matías Cisneros, 28/09/2022.

Suscribite a Política Obrera