El aparato del PO oficial protagoniza una patoteada en el sindicato del subte

Escribe Matías Cisneros

Defendamos la democracia sindical y la unidad obrera en los talleres.

Tiempo de lectura: 4 minutos

En la elección de delegados del subte convocada por la AGTSyP, un miembro de la directiva por la minoría, Christian Palletti, integrante del aparato del PO oficial, protagonizó una grave patoteada y un ataque sin atenuantes a la democracia sindical y a la unidad de clase de los obreros. Apenas comenzada la elección, y cuando diferentes trabajadores del taller de San José, de la línea C, se acercaban a sufragar, Paletti irrumpió ante la mesa de votación a los gritos y profiriendo amenazas. En esas condiciones, la secretaria de Organización de AGTSYP suspendió la elección y denunció la patoteada de Paletti través de un comunicado.

El argumento aparente de Paletti para encubrir el patoterismo es que los compañeros del taller que no son afiliados a la AGTSyP o afiliados a la UTA no deben participar en la elección de delegados. El motivo real es que la pequeña camarilla que Paletti armó en el taller perdería las elecciones si vota la totalidad de los compañeros. En este propósito, típico del aparato del PO oficial (y por órdenes del aparato de ese ‘partido’), no vacila en pretender la proscripción de la masa del taller, que deberá defender como tal sus derechos ante la patronal. Paletti propone la quiebra de la unidad obrera y estimular un divisionismo que no tendría límite. La propia dirección del sindicato AGTSyP rechazó este planteo criminal. En los lugares de trabajo, en Argentina, el derecho a votar delegados es de todo el plantel del personal, salvo excepciones, precisamente donde imperan intereses de aparatos. Pretende crear un régimen “especial” de elección de delegados que está afuera de lo que siempre se hizo en la AGTSyP. El método de organización de la clase obrera que prevalece en Argentina, donde los sindicatos incluso son aparatos de regimentación, es la elección de sus representantes en cada sector por encima de cualquier diferencia de oficio o afiliación. Se trata de un derecho político de enorme magnitud, porque permite seleccionar direcciones combativas que, ulteriormente, disputen la dirección sindical a la burocracia. ¡Fue lo que ocurrió en el Subte a principios de siglo, cuando los delegados, afiliados a UTA, lanzaron la lucha por la reducción de la jornada laboral, y cuando, como resultado de esa lucha, forjaron la AGTSyP! Este episodio de provocación retrata a la perfección lo que denominamos aparato: la defensa de sus intereses (en este caso conseguir un delegado de camarilla) no vacila con arrasar con los métodos de clase de los trabajadores.

El derecho de todo compañero, afiliado o no, a que pueda votar para elegir delegado, refuerza la organización obrera en el taller, y permite mandatar al compañero electo con la mayor representatividad. Coloca a ese mismo delegado bajo la supervisión de la asamblea del taller. Es, además, una poderosa señal de unidad del colectivo de trabajadores frente a la patronal. Para la AGTSyP, es la mejor credencial que puede mostrar ante los compañeros que no son afiliados. La posición de Paletti, para imponer apetitos de camarilla, es la de todas las burocracias que dividen a los trabajadores de las fábricas o reparticiones en función de sus intereses de aparato o particulares. El episodio Paletti es una lección insuperable para caracterizar las expulsiones ocurridas en el PO y la degeneración de su actual dirección.

Insisto: Paletti no quiere ampliar la representación y la fuerza de la base organizada en San José porque ha establecido un manejo de camarilla y círculo cerrado en el taller, propio de un burócrata. Por este mismo motivo, una mayoría de compañeros recela de afiliarse al sindicato del Subte. En vez de dar la bienvenida a los compañeros nuevos que se acercaron a votar, Paletti se proponía lo contrario – alejarlos de nuestra organización. En la patoteada de este miércoles se puso de manifiesto la hostilidad propia de un burócrata ante la base trabajadora. Paletti quería una votación con sólo el 20% del taller. La patronal es la primera en festejar la provocación de Paletti, sabiendo que, si lograra su cometido, debilitaría la organización y la unidad obrera en el taller.

Pero la provocación le ha salido por la culata: los compañeros agredidos están más firmes que nunca en su decisión de votar un delegado. Y convencerán a los restantes para que tengamos una masiva votación en el taller. El repudio a la acción de Paletti recorre a la mayoría de los compañeros del taller San José. Ese pronunciamiento debe extenderse a todas las agrupaciones y delegados electos, a quienes llamamos a pronunciarse contra la provocación montada en el taller San José y en defensa de la democracia sindical en la AGTSyP.

Llamamos a los trabajadores de San José a reforzar la unidad en la lucha, y preparar la elección de delegado con la participación de todos los compañeros.

LEER MÁS:

Subte: el plenario de delegados votó parar La dirección de AGTSyP tiene un cheque en blanco. Por Matías Cisneros, 13/10/2023.

Subte: movilización por la personería gremial de Agtsyp y la satisfacción de todos los reclamos Por Matías Cisneros, 05/10/2023.

Elecciones en el sindicato del subte: el desafío planteado Por Ramón Acuña (candidato a Sec. Organización), Jesica Palmisciano (candidata a Sec. Salud Laboral), Carlos Trejo (candidato a Sec. Previsión Social) y Matias Cisneros (candidato a Revisor de Cuentas), 14/10/2022.

Por qué refundamos ATM, la Agrupación Trabajadores de Metrovías Por Agrupación Trabajadores de Metrovías, 27/07/2020.

Suscribite a Política Obrera