Los comunistas cubanos y Javier Milei

Escribe Marcelo Ramal

Tiempo de lectura: 7 minutos

El colectivo Comunistas de Cuba (CdC) acaba de publicar una declaración acerca de la victoria de Javier Milei en el balotaje. Desconocemos los términos del debate que precedió a este texto.

CdeC caracteriza que el fascismo se ha instalado en Argentina, a más tardar a partir del 10 de diciembre, dada la naturaleza “neofascista” que atribuye a Milei y Villarroel. El término ‘neo’, sin embargo, introduce una ambigüedad, porque no se sabe si es o no cualitativamente diferente al fascismo. Mussolini y Hitler tuvieron diferencias remarcables, pero tenían en común acaudillar un movimiento de masas desclasadas por la crisis capitalista, con el objetivo de destruir históricamente a la clase obrera y asumir las formas de un Estado totalitario. Si el ‘neo’ fascismo criollo es un fenómeno análogo, adaptado a circunstancias singulares, nada de esto existe en Argentina.

CdeC, más precisamente, compara a Milei con el advenimiento del franquismo. Pero el franquismo debutó como un golpe militar, no como una irrupción fascista, que se convirtió en guerra civil a partir de la derrota del golpe por medio de una revolución proletaria, Al señalar que Milei provocará una “desfiguración” de la educación y la salud “hasta su irreconocimiento”, así como la privatización de las empresas y medios públicos, CdC no hace más que trazar una analogía con Pinochet, que estableció una dictadura militar, lo cual no es sinónimo de fascismo. La posterior democracia chilena reconoció a esas ‘desfiguraciones` y privatizaciones como la parte ‘positiva’ del régimen criminal del Pinocho.

CdeC no vacila en impugnar lo que en otras partes afirma. Por ejemplo, “sin llegar a ser técnicamente fascista –dice- Milei cumple con las tareas de la ultraderecha ante la crisis de la democracia burguesa”. Pero Milei todavía no ha cumplido nada, porque tiene que asumir el mando. No ha revelado, por ahora, siquiera la intención de modificar la democracia burguesa para resolver la crisis de la democracia burguesa. Está buscando que un personaje no ligado al macrismo, sino un ex K, se convierta en presidente de la Cámara de Diputados. En cuanto a una salida a la crisis hiperinflacionaria, pretende emular a Menem de los 90, con muchos de los funcionarios de aquella época. Lo que a Menem le costó dos años y medio (domar la hiper) para terminar finalmente en la bancarrota de 2001, a Milei podría costarle la misma Presidencia. La “democracia burguesa”, en ausencia de la amenaza de una revolución proletaria, brinda servicios invalorables al régimen social. En el país del ‘neofascista’ Milei, la mayoría de los analistas le atribuye un papel político inusitado al Congreso que viene.

CdeC señala la formación de “bandas fascistas”; “las balas de la ultraderecha –asegura- comenzarán a volar contra los líderes de izquierda”. Incluso esto no alcanza para definir un régimen fascista, de igual modo que no exime a la democracia de ejercer un espionaje político y una represión implacables, como ha ocurrido en tantas oportunidades de los recientes mandatos constitucionales. El 20 de diciembre de 2001 se cometieron centenas de asesinatos desde automóviles sin patente de los servicios estatales y para estatales. En el caso de los asesinatos de Kosteki y Santillán y en el de Mariano Ferreyra hubo el propósito ostensible de poner fin a grandes movimientos de lucha del momento. La desaparición de Jorge Julo López, para que no testifique contra el torturador Etchecolatz, contó con el apoyo o el encubrimiento de los servicios del Estado bajo el gobierno kirchnerista. Podríamos alargar este comentario con numerosos otros ejemplos.

Del otro lado de la moneda, CdeC caracteriza como “reformista” al gobierno y a la coalición política que termina su mandato en estos días. Es una caracterización tradicional, pero falsa, que también enarbola el gobierno de Cuba. El kirchnerismo no ha dictado ninguna legislación laboral o social permanente de carácter reformista, como sí ocurrió bajo Perón. Las asignaciones a la niñez están establecidas en los planes del Banco Mundial.

Condena anticipada

El texto dice también que “Argentina se encuentra en una crisis que podría derivar en una situación revolucionaria”, y que “la caída del nuevo gobierno antes que termine su mandato es una posibilidad ya palpable” (¡ya palpable!). Pero si se instala el fascismo no habrá crisis revolucionaria, porque implicaría que la clase obrera ha sido derrotada por un período prolongado. Para CdeC, “con excepción de la revolución cubana, esas rebeliones populares han terminado provocando decenas de muertos y cientos de heridos, para dar paso a un gobierno reformista que conciliadoramente logra dar una solución política, evitando así la caída del sistema capitalista”. Es la primera vez que la Revolución Cubana se asume como un fenómeno histórico relativamente pacífico. En la historiografía mundial, por el contrario, es presentada como la que hirió de muerte a la tesis del pasaje pacífico del capitalismo al socialismo, aun cuando Salvador Allende trató de reanimarla, con un final trágico. Playa Girón; la crisis nuclear de 1962; la guerra contra Sudáfrica por Angola. Todos estos acontecimientos pusieron a Cuba, al menos en determinados momentos, en el ápice de la guerra civil internacional. Argentina, por el momento, se encuentra relativamente distante de una guerra civil y por lo tanto del escenario histórico del fascismo. La declaración de CdeC no examina el apoyo ostensible del gobierno de Cuba a Massa, embarcado políticamente con EE. UU., el FMI y el gobierno sionista. La caracterización acerca de Argentina embarulla la comprensión de los acontecimientos y presenta a Massa con la misma lupa del gobierno de Díaz Canel.

Cuba

El texto de Comunistas alerta sobre la posible llegada de “un Milei” en Cuba, y de las consecuencias negativas de la victoria de Milei para Cuba. Se señala que “el triunfo de Milei es un golpe tanto para la burocracia dirigente cubana como para la clase trabajadora cubana”, “el gobierno cubano pierde así socio comercial”. Por otro lado, nos dice que “la contrarrevolución de Miami” festeja la victoria de Milei.

El texto une a las masas cubanas y a la burocracia por cuenta de Milei, cuando, en nuestra opinión, lo fundamental es destacar siempre el antagonismo irrevocable entre una y otra. Esto es fundamental para lograr que la consigna Libertad tenga en Cuba un carácter socialista y revolucionario. CdeC nos advierte que el gobierno de Cuba está echando a los trabajadores cubanos en los brazos de un Milei del Caribe. Debería prestar atención al crecimiento de este sentimiento en el pueblo guajiro, para no terminar devorado por los acontecimientos, como ocurre en el caso del FIT-U. Algo más: en Europa del Este y en la Unión Soviética, los Milei de la “libre empresa” estaban agazapados en el partido comunista. El texto señala que la “izquierda socialista cubana no existe como opción real”, lo que entendemos como una declaración incorrecta y peligrosa. Incorrecta porque las “opciones” las crean las personas en oportunidades históricas propicias. Peligrosa porque puede ser interpretada por las masas como una adhesión al régimen por la negativa. La peor forma de complicidad, aunque inconsciente, es la del que piensa que no jode a nadie.

Izquierda argentina

Al reflexionar sobre el ascenso de Milei, Comunistas afirma que, “por diferentes factores, la izquierda marxista argentina no pudo capitalizar la llamada 'bronca' y la rabia popular se canalizó por la derecha”. No examina, sin embargo, las razones de ese fracaso, por parte de un bloque que hacía gala de triunfalista. Lo que C de C no señala es que el FIT-U ha votado abierta o disimuladamente por Massa, y ha venido haciendo un seguidismo sistemático al kirchnerismo. Han sido las ‘vedettes’ de los canales de televisión del oficialismo. Su posibilidad política fue dilapidada en el carrerismo electoral y parlamentario. Lo que está planteado no es un rejunte sin principios, sino una reestructuración revolucionaria de la izquierda.

Período político

El texto de los compañeros oscila en virajes y contradicciones a la hora de sus afirmaciones y pronósticos. Es que adolece de una falla crucial: no inscribe al ascenso electoral de Milei en un cuadro de conjunto de la lucha de clases. ¿Qué nos dice ese escenario general? Que no existe un período de ofensiva reaccionaria, sino de crisis y guerras capitalistas en un marco de renovadas movilizaciones obreras y antiimperialistas. Es lo contrario del escenario en que se asentó el fascismo histórico.

Los Milei, Meloni, Bolsonaro, Netanyahu, Trump, Vox, Putin o Xi Jing Pin forman parte de un escenario de crisis mundial, son gobiernos bonapartistas de un capitalismo en franca declinación. Han habido movilizaciones gigantescas (Chile, Colombia, Estados Unidos, Francia), huelgas históricas en Gran Bretaña. Crisis y golpes de Estado (Brasil, Estados Unidos, Perú). Una crisis económica monumental arrastra a China.

Argentina es un laboratorio y una escuela de primer orden. La política y la estrategia del nacionalismo y de la izquierda adaptada al Estado han sufrido, junto con Massa, una derrota. Al contrario de lo que dice Gabriel Solano, ni el PO ni el FIT-U han pasado la prueba.

LEER MÁS:

El balance del balotaje del FIT-U – No nos hacemos cargo Por Jacyn, 22/11/2023.

Sobre los escombros del peronismo, emerge un semi-bonapartismo de derecha Después de Alberto y CFK, también Massa se toma licencia de las funciones de gobierno. Por Marcelo Ramal, 20/11/2023.

“Massa-Milei, se elige el candidato que va a aplicar un golpe de estado económico contra los trabajadores” “No estamos en una etapa de reacción política sino de tendencias pre-revolucionarias”. Discurso de Jorge Altamira en el acto de Política Obrera realizado en CABA el 16 de noviembre de 2023. Publicado en políticaobrera.com el 19/11/2023.

“Somos la fuerza política que entró a estas elecciones con la mayor conciencia de lo que estaba en juego” La Izquierda verdadera vota en blanco. Discurso de Patricia Urones en el acto de Política Obrera realizado en CABA el 16 de noviembre de 2023. Publicado en políticaobrera.com el 19/11/2023.

Entrevista exclusiva a Jorge Altamira: "en Argentina la ultraderecha no tiene apoyo de masas" Publicado por comunistascuba.org. Por Comunistas de Cuba, publicado en políticaobrera.com el , 04/11/2023.

Suscribite a Política Obrera