Cavalieri firma un bono para la patronal

Escribe Carmen Álvarez

Tiempo de lectura: 2 minutos

Hace unos días Cavalieri anunciaba con bombos y platillos la firma de un bono para algunos sectores de comercio. Se trata de una suma no remunerativa de $ 70.000 por única vez para trabajadores de supermercados y mayoristas y $ 100.000 para trabajadores de transportadoras de caudales. Un bono miserable considerando las ganancias millonarias que han obtenido las empresas, en parte gracias a la generosidad de la burocracia mercantil, que se encargó de que los salarios de los trabajadores se mantuvieran por debajo de la línea de pobreza en prácticamente todas su ramas y categorías. Los empleados de comercio suman aproximadamente 1,5 millón. Lo cobrarán apenas algunas decenas de miles. El bono no alcanza, por ejemplo, a los trabajadores de call center, los más precarizados y flexibilizados del gremio, quienes nuevamente quedamos con las manos vacías.

Pero el bono es incluso una burla para los trabajadores que lo cobran, en primer lugar, porque no alcanza ni siquiera a compensar la carestía del último mes desatada por la devaluación. Apenas compensa la proporción del aguinaldo que perderemos a causa de los aumentos salariales bajo el concepto de “sumas no remunerativas”. El medio aguinaldo de diciembre, además, se calcula sobre la base del sueldo básico de septiembre, es decir, el 37% que terminaremos de recibir con el sueldo de diciembre no cuenta. El bono es un nuevo servicio de Cavalieri a las patronales.

En comercio, este año cerramos una paritaria muy por debajo de la inflación, acumulando solo un 61,74% entre abril y diciembre del 2023. Queda por delante la discusión del acuerdo para el último trimestre (enero-marzo), pero Cavalieri no ha mostrado mucho apuro, mientras que en las góndolas las remarcaciones alcanza el 100% en algunos productos. Sabemos de antemano que cualquier aumento que arregle la burocracia será insuficiente para recuperarnos de la perdida salarial. Llegar a fin de mes se convirtió en una misión imposible.

La situación se ve particularmente agravada por las recientes medidas anunciadas por el ministro de economía, Luis Caputo. La situación de millones de trabajadores que venimos aguantando las embestidas de los gobiernos, de la burocracia y de la patronal, empeorará enormemente.

Que la bronca y la desesperación por no llegar a fin de mes se transformen en nuestro motor de organización.

LEER MÁS:

Cavalieri entrega las paritarias de comercio a cambio del ´bono Massa´ Por Pablo Busch, 05/09/2023.

Suscribite a Política Obrera