Salta: marcha de pacientes oncológicos a Grand Bourg

Escribe Olga Céspedes

Tiempo de lectura: 3 minutos

En la mañana del jueves, pacientes oncológicos junto a familiares, marcharon a la Casa de Gobierno en Grand Bourg, para denunciar el retraso de la entrega de medicamentos para los tratamientos, reclamando una solución inmediata.

Segundo mandato, segunda marcha

Esta es la segunda vez que los pacientes oncológicos deben salir a marchar, con todo lo que eso implica, durante el gobierno de Sáenz. En el 2021, una multitudinaria marcha en la ciudad Tartagal denunciaban el cierre de la sala de oncología en el hospital Juan Domingo Perón, durante la pandemia. Reclamaban la reapertura de la sala, la designación de más médicos oncólogos y la provisión de medicamentos a tiempo para la óptima aplicación de los tratamientos. De este modo evitarían trasladarse a la ciudad de Salta ya que los costos los tienen que cubrir los propios pacientes sin contar que deben esperar por turnos a largo plazo para la aplicación de los tratamientos y los medicamentos correspondientes en los ya colapsados hospitales capitalinos.

El cáncer no espera

Esta vez, los pacientes denuncian que desde octubre no reciben los medicamentos. Son más de 450 pacientes que se encuentran sin recibir el tratamiento corriendo el riesgo de una progresión de la enfermedad ya que el cáncer no espera.

Ana Camejo, una de las organizadoras narró que los pacientes oncológicos suelen recurrir a préstamos de los medicamentos “para gambetearla”, pero ahora quien recibió un préstamo no tiene como devolver el favor que recibió de otro paciente por la situación que se vive y tampoco cuenta con el dinero para pagar el cóctel de medicamentos que puede costar entre “300 mil pesos mínimos a 15 millones de pesos”, destacó. “Para la provincia no somos prioridad”, denunció Ana (Cuarto, 11/1/24).

“No hay plata”

El vaciamiento de la salud por parte del gobierno se ha acentuado en los últimos años. La pandemia ha revelado que el sistema de autogestión y gerenciamiento ha fracasado colocando en riesgo la salud del pueblo salteño, como lo hemos visto durante la pandemia.

Ahora, Sáenz, repitiendo el relato de Milei, dice que “el no hay plata es verdad, al menos para nosotros en el norte” (El Nuevo Diario, 11/1/24). Es decir que el gobernador salteño aplicará la motosierra cortando por lo más fino, como ya lo viene haciendo en el campo de salud pública. Los hospitales de las localidades del valle de Lerma que están a más de 40 kilómetros de la ciudad Capital no tienen salas de oncología, todos los pacientes deben acudir a los hospitales de la capital salteña. Todas las localidades del norte deben acudir a los dos hospitales zonales de Orán y Tartagal. De este modo, el sistema se colapsa por la falta de las salas, médicos oncólogos e insumos para las quimioterapias, retrasando los turnos para los tratamientos.

IPS, un negociado de Sáenz

La obra social de los empleados estatales, Instituto Provincial de Salud de Salta (IPSS), también está demorando la provisión de medicamentos y de reintegros a los pacientes que compran medicamentos de otras marcas con las cuales la obra social no tiene convenio. Es decir que el gobierno utiliza los recursos de los mismos pacientes para el funcionamiento de la obra social ya que la demora es de hasta 30 días, cuando el peso se devalúa a la par de la inflación que impacta en los precios de los medicamentos que los pacientes deben volver a comprar dado que la obra social se niega a ampliar los convenios, privilegiando los negociados con la industria farmacéutica.

El Estado es responsable

Los pacientes oncológicos no fueron recibidos y la única respuesta que hubo por parte del ministerio de Salud es emitir un comunicado indicando que a partir de mañana viernes “se va a comenzar a citar a los pacientes con patologías oncológicas, para la provisión de los medicamentos que estaban faltando. No dice si esa provisión será inmediata al igual que la aplicación del tratamiento.

La progresión del cáncer en los pacientes es responsabilidad estricta del gobierno de Sáenz que está dispuesto a acompañar las leyes del gobierno nacional y el golpe de estado económico que impacta directamente en la salud de las personas, especialmente de los pacientes oncológicos.

Necesitamos ampliar la organización a nivel provincial para una coordinación de las luchas por nuestras vidas.

LEER MÁS:

Sáenz se suma al rodrigazo de Milei Por Gabriela Jorge, 19/12/2023.

Salta: “No hay plata”, excepto para los negocios mineros Por Violeta Gil, 09/12/2023.

Suscribite a Política Obrera