El ataque contra la ciencia y las universidades ya comenzó

Escribe Agustina Martelli

La organización de las bases, también.

Tiempo de lectura: 4 minutos

Ha bastado un mes para que el gobierno de Milei descargue un ataque directo contra la ciencia y las universidades públicas. La ley ómnibus introduce modificaciones muy gravosas para el sistema universitario nacional, cuya liquidación se pretende para que avance el negocio de las universidades privadas. Presupuesto atado a la matrícula y los niveles de egreso, restricciones al ingreso, evaluaciones externas, arancelamiento para extranjeros, entre otras, apuntan a profundizar brutalmente la mercantilización.

El congelamiento presupuestario planteado para las universidades y el CONICET apunta en la misma dirección y pone en riesgo su funcionamiento. Implica que no contarán con los recursos necesarios para insumos, salarios, ni siquiera para pagar los servicios más allá del primer semestre.

Esta asfixia ya ha comenzado a traducirse en recortes, "congelamientos de planta" y despidos en distintas universidades, impulsados por las autoridades. También avanzan los despidos en el sistema científico: unos cincuenta trabajadores administrativos del CONICET, monotributistas que comenzaron a trabajar en 2023, fueron cesanteados en enero. Se ha discontinuado el programa de guías (copilotos) del Centro Cultural de la Ciencia, que representaba una oportunidad de inserción laboral para estudiantes de carreras científicas de la UNQui, la UNTREF y Exactas UBA.

El directorio de CONICET estableció en diciembre la suspensión de las becas externas (cofinanciadas con organismos internacionales) y las becas extraordinarias, que eran otorgadas entre la beca posdoctoral y el alta a la carrera de investigador y estaban destinadas a asegurar la continuidad laboral de profesionales altamente calificados. A esto se suma la decisión de posponer, “hasta poder asegurar su financiamiento”, la publicación de los resultados de la convocatoria a becas doctorales y de finalización (1.300 y 300 cupos, respectivamente, que se deberían dar de alta en abril) y las promociones de carrera de investigador. Por su parte, el rectorado de la UBA no realizó en diciembre el habitual llamado a la adjudicación de becas UBACyT para 2024.

Avanza, en paralelo, la licuación salarial de docentes e investigadores, con paritarias que quedaron muy detrás de la inflación, después de años de pérdida de poder adquisitivo del salario. Con una inflación proyectada en 25 % mensual en el trimestre diciembre-febrero y paritarias de 16 % para todo el período, el retroceso salarial dará un salto enorme. Todo este desguace, facilitado por el desfinanciamiento y la precarización laboral que el gobierno de Fernández y la anterior presidencia de CONICET no quisieron modificar, es el paso previo a distintas instancias de privatización, en consonancia con la orientación general del gobierno de Milei-Caputo.

Profundizar la lucha y la organización

Este cuadro ha generado un proceso de organización: desde diciembre vienen desarrollándose asambleas autoconvocadas, particularmente de becarios nucleados en la Asamblea Nacional de Becaries y a través de Jóvenes Cientificxs Precarizadxs. El anuncio de los despidos y la suspensión de los resultados de la convocatoria de becas doctorales produjo un cimbronazo en la comunidad científica, que se reunió en las escalinatas del Polo Científico Tecnológico en una asamblea de emergencia convocada por ATE, el miércoles 17. Ante los planteos de parte de los delegados combativos de hacer una permanencia hasta arrancar una reunión con Salamone o cortar la calle, la dirección de ATE CONICET (lista Verde y Blanca) maniobró para realizar un ruidazo en el hall del edificio. Finalmente se consiguió una reunión con una autoridad de recursos humanos, que se limitó a repetir que los despidos se debían al decreto de presidencia. En la asamblea también se consensuó parar y movilizar el 24 de enero en una gran columna de ciencia y técnica que partiera de las puertas de CONICET. Pero como el sindicato no consiguió el transporte, la acción debió levantarse. La política de la dirección de ATE CONICET ha sido la arenga discursiva y la contención de los despedidos, sin impulsar medidas concretas en el sector para arrancar su reincorporación y detener la sangría del organismo.

Entre los docentes universitarios e investigadores, la enorme preocupación por las medidas del gobierno está despertando un importante ánimo de deliberación, participación y lucha, a pesar de que la mayoría se encuentra en receso. Las centrales de la docencia y sus asociaciones de base también convocan a parar y movilizar el 24. Sin embargo, está ausente un planteo de conjunto en defensa del sistema universitario y científico público y las condiciones de vida de sus trabajadores, frente a la avanzada del gobierno. Incluso la Conadu Histórica y sindicatos combativos como AGD no han motorizado en este lapso otras iniciativas más allá de las dos movilizaciones de la CGT.

No obstante, la deliberación y la lucha se van abriendo paso, comenzando por los sectores más sensibles a la poda presupuestaria. En la Facultad de Exactas UBA, una asamblea autoconvocada interclaustros se movilizó el lunes 22 al Consejo Directivo convocado por el decano. En la Facultad de Filosofía y Letras también se realizó una asamblea autoconvocada de estudiantes. En las asambleas de becarios y trabajadores de CONICET se discute la necesidad de un plan de lucha hasta obtener todos los reclamos, con medidas de acción directa. Esta orientación debe desarrollarse para poner en pie una coordinadora de todos los sectores de ciencia y educación en lucha, en la perspectiva de la huelga general.

LEER MÁS:

Los estudiantes debemos organizarnos en defensa de la universidad pública Por Vicky Medina, 19/01/2024.

Asamblea de trabajadores del CONICET adhiere al paro del 24 Por Alejandro Barton y Agustina Martelli, 17/01/2024.

Reunión abierta de docentes e investigadores: el impacto de las medidas de Milei en la universidad y cómo enfrentarlas Por Agustina Martelli, 15/01/2024.

La universidad pública, en la mira del gobierno Preparemos la huelga universitaria. Por Docentes universitarios e investigadores de Política Obrera, 08/01/2024.

Suscribite a Política Obrera