Incendio voraz en Parque Nacional Los Alerces

Escribe Elena Florín

Complot inmobiliario de sucedáneos de Joe Lewis.

Tiempo de lectura: 3 minutos

Desde hace cinco días un brutal incendio afecta ya 1000 hectáreas del Parque Nacional Los Alerces en la provincia de Chubut, cerca de la ciudad de Esquel.

No pudieron usarse durante toda la jornada de este domingo los escasos medios aéreos porque el humo que está estancado impide la visibilidad. El incendio está activo y, según declara el responsable de incendios y emergencias, "esto va para largo, va a haber para muchos días”.

El incendio comenzó con dos focos muy próximos uno del otro, en la zona del Arroyo Centinela, a la altura de Bahía Rosales del lago Futalaufquen. Ambos se unieron transformándose en un solo incendio, que pasó de afectar a 65 hectáreas de monte nativo hasta 1000 hectáreas y continúa expandiéndose.

La catástrofe tiene varias causas: la voracidad capitalista, en este caso por las tierras de las comarcas andinas para aplicarlas a la explotación forestal, minera, turística e hídrica. Otra es la escasez de medios de combate al fuego, tanto de “herramientas” como de personal. Y, por supuesto, el cambio climático que lleva la temperatura a niveles nunca vistos. 2023 fue el año con temperaturas más altas de la historia y 2024 arranca con perspectivas de superar esas cifras.

Una vez más, se sospecha que el incendio fue intencional, como fueron los recientes de la provincia de Corrientes o los de la reserva ecológica de la ciudad de Buenos Aires y tantos otros. La provocación del fuego procura arrasar con los territorios para rebajar su valor e iniciar así grandes negocios. Es lo que ya sucedió en la comarca andina en 2021 cuando se quemaron diez mil hectáreas en terrenos que había adquirido una maderera.

El gobernador Ignacio Torres -del PRO- dio una conferencia de prensa en Esquel, en la cual acusó al pueblo mapuche y anunció que hará las denuncias judiciales correspondientes. Integrantes del pueblo mapuche tehuelche repudian esos dichos y denuncian negocios inmobiliarios y hasta la construcción de una represa hidroeléctrica en la región por parte del magnate Joe Lewis, que sigue expandiendo sus dominios cordilleranos.

La escasez de recursos de combate viene siendo denunciada por los responsables de las brigadas que combaten el fuego en la zona cordillerana, quienes insisten con el pedido de medios aéreos, como aviones hidrantes y helicópteros, por considerarlos "herramientas imprescindibles" ante el riesgo que presentan las altas temperaturas y la aparición de los primeros incendios. Los medios aéreos no solo arrojan agua sobre el fuego, sino que trasladan personal, en regiones sin caminos y de difícil acceso. (Telam 27/12/23). Comunicados oficiales, por lo contrario, hablan de la provisión de todas las herramientas necesarias.

Brigadistas del Servicio de Prevención y Lucha contra Incendios Forestales (SPLIF) vienen reclamando desde hace años por sus condiciones laborales. Un reclamo esencial es la jubilación anticipada por ser un trabajo insalubre y de riesgo. Se jubilan a los 55 años, cuando ya sus fuerzas están muy menguadas. También un adicional, la entrega de indumentaria y herramientas, el pago de viáticos y el pase a planta de todo el personal.

El presidente anunció en su discurso inaugural que modificaría la ley 26815 de Manejo del Fuego, que establece los presupuestos mínimos de protección ambiental en materia de incendios forestales y rurales en el ámbito del territorio nacional. El anuncio no podía ser más oportunista al mismo tiempo que inoportuno. El ministerio Cabandié del gobierno FF fue uno de los más repudiados por la desidia e inoperancia en su área.

El Ministerio del Interior absorbió el antiguo Ministerio de Ambientes y Desarrollo Sostenible en el gobierno de Alberto Fernández, que rebajó a Subsecretaría.

Los incendios, los negocios capitalistas y la ruina del medio ambiente atraviesan todas las gestiones capitalistas.

LEER MÁS:

El capital reclama más “libertad” para destruir el medioambiente Por Emiliano Fabris, 24/01/2024.

Incendios en la Patagonia Por Elena Florín, 14/01/2022.

Suscribite a Política Obrera