Despidos masivos en la Clínica Provincial para imponer la reforma laboral

Escribe Julio Gudiño

De esenciales a descartables.

Tiempo de lectura: 2 minutos

En el marco de la pelea de los trabajadores de la Clínica Provincial de Merlo por el pago en tiempo y forma de los salarios y de la abultada deuda salarial, la patronal ha descargado una ofensiva mandando decenas de telegramas de despido que crecen con el pasar de las horas. Los despidos pretenden ser justificados con el argumento de que la empresa atravesaría una crisis, pero ésta no ha sido probada. Lo que sí es cierto es que la patronal pretende imponer una reforma laboral por medio de este ataque.

La semana pasada se produjo una audiencia en la delegación de Morón del Ministerio de Trabajo en la cual la empresa presentó la siguiente propuesta: continuar con su política de pago de salarios en cuotas y cancelar la deuda salarial que tiene con los trabajadores en tres cómodas cuotas a terminar de pagar en abril. Esta propuesta, cuando atravesamos un proceso hiperinflacionario, implica la licuación de la deuda salarial. En la misma audiencia, la empresa insistió con el argumento de que este plan le evitaría tener que proceder a un ajuste del plantel de trabajadores. Los trabajadores respondieron reuniéndose por sector y rechazando en forma casi unánime el planteo de la patronal.

Las cartas documento que notifican los despidos a los compañeros plantean falsa e ilegalmente una supuesta crisis que jamás fue demostrada porque nunca se abrieron los libros contables de la empresa para el escrutinio de sus trabajadores. En cambio, lo que sí sabemos es que la empresa facturó durante la pandemia cifras fabulosas y que recibió suculentos subsidios del estado (ATP, Fescas, Créditos); todo lo cual redundó en ganancias siderales para la empresa. Ahora mismo los trabajadores denuncian que ingresan continuamente pacientes a la clínica, tanto particulares como por obras sociales. A estos últimos la clínica les cobra un copago, con lo cual la facturación de la empresa, lejos de caer, aumenta. Por último, la empresa vino diciendo que no tiene plata para el pago de salarios, pero ha sacado de la galera contante y sonante para pagar indemnizaciones.

La burocracia de ATSA aborda este conflicto de manera administrativa. Se opone metódicamente a las asambleas en los lugares de trabajo y a cualquier iniciativa de lucha que eventualmente pudiera surgir de éstas.

El objetivo de fondo de la patronal de la clínica, al igual que está sucediendo con los despidos en el rubro del neumático y de la rama siderúrgica-metalúrgica, es imponer de facto la reforma laboral que el gobierno de Milei-Caputo-Bullrich quieren hacer votar en el congreso. Las patronales quieren arrasar con el derecho laboral y hasta el derecho a huelga para aumentar ritmos de producción y flexibilizar al máximo a los trabajadores. Éste es el problema estratégico que enfrentamos los trabajadores y esta política sólo puede ser derrotada con la mayor unidad en la lucha y la huelga general, que no vendrá de las direcciones burocráticas de la CGT y la CTA sino de las bases y la coordinación de las luchas en curso.

No a los despidos en la Clínica Provincial.

Por el pago de todas las deudas salariales y el respeto del convenio colectivo.

LEER MÁS:

La patronal de Bridgestone ratifica los despidos Por Julio Gudiño, 01/02/2024.

Siderurgia: cómo enfrentamos las suspensiones y despidos Por el reparto de las horas de trabajo sin afectar los salarios. Por Comité de Redacción, 29/01/2024.

Merlo: la burocracia de ATSA levantó la huelga en la Clínica Provincial Por Julio Gudiño, 10/12/2023.

Suscribite a Política Obrera