Sanidad: vayamos al paro con nuestros reclamos

Escribe Soledad Domínguez

No a la ´conciliación obligatoria´.

Tiempo de lectura: 3 minutos

Finalmente, frente a la falta de acuerdo en relación a la revisión de la paritaria 2023 para los convenios del sector asistencial (clínicas y sanatorios, centros de diagnóstico, geriátricos, empresas de emergencias, traslados sanitarios y hospitales de la comunidad), la Federación de Asociaciones de Trabajadores de la Sanidad Argentina (FATSA) decretó un paro nacional de 24 horas para el 22 de febrero, garantizando una guardia mínima para cubrir las emergencias. Según lo anunciado, el paro es con presencia en los lugares de trabajo y con acciones de visibilización en la puerta de los establecimientos.

“Llevaremos adelante todas las acciones gremiales necesarias para la recomposición salarial de nuestros compañeros de Sanidad”, anunció Héctor Daer, secretario general de ATSA Buenos Aires y de FATSA, y uno de los tres secretarios generales de la CGT.

Como señalamos en estas páginas, las cámaras empresarias de la salud privada ofrecen bonos no remunerativos. El primero -de $70.000-, acordado con la representación gremial, se cobró el 9 de febrero pasado. Ahora, las patronales ofrecen otro de $80.000 u $85.000 a pagarse por única vez. Los básicos están congelados desde el mes de diciembre, en montos de entre $350.000, $450.000 y $473.000 en la mayoría de las categorías que integran los 6 convenios asistenciales. Los bonos no sirven para cubrir la deficiencia salarial.

Previamente, el viernes 16, los dos convenios de la rama industrial (Laboratorios y Droguerías) cerraban sus acuerdos estableciendo salarios que superan $500.000 y, en algunas categorías, los $800.000. Este sector no participará de la medida. Ese acuerdo fue “más fácil debido a los precios desregulados de los medicamentos”, según la directiva del sindicato en el plenario de delegados realizado el viernes 16. ¿Significa que abogan por la desregulación completa de las tarifas de la medicina privada? Es lo que ha hecho Milei.

Desde el sindicato no informan lo que se está reclamando. Según información extra oficial, FATSA estaría reclamando un aumento del 31 %. Esto llevaría a los salarios a alrededor de los $500.000 y $600.000. Mientras tanto, la canasta de pobreza al mes de febrero se estimó en $596.823,18 para una familia tipo de 4 personas (Argentina.gob.ar). La Junta interna de ATE INDEC estimó que una familia compuesta por dos adultos y dos hijos/as en edad escolar, necesitó en enero $931.323 para satisfacer sus necesidades mínimas (datos actualizados al 31/1/24).

Para recuperar lo perdido y llegar al monto de la canasta familiar, como mínimo, el aumento debería ser del 100 % en una sola cuota con actualizaciones mensuales.

Abramos el debate y organicemos el paro

En el Hospital Italiano se convocaron asambleas para el día miércoles 21. Otros establecimientos ya están organizando acciones en sus puertas el 22. Existe la posibilidad de que el gobierno decrete la conciliación obligatoria y el sindicato acate, suspendiendo la medida como ha sucedido en años anteriores. Esta posibilidad, así como el historial de acuerdos a la baja, generan desconfianza en los compañeros y compañeras. ATSA y FATSA no mueven ni un dedo para que las patronales paguen lo acordado, sino que pagan en cuotas, liquidan meses y meses sin las actualizaciones salariales y adeudan aguinaldo en múltiples establecimientos. Esto atenta contra el propio éxito del paro debido al descontento de muchos trabajadores con la conducción sindical. Pero la medida es también la respuesta a una situación que se expresa como una olla a presión: los depreciados salarios no alcanzan para hacer frente a los aumentos de los servicios y de las tarifas del transporte.

Sin depositar ninguna confianza en la conducción Celeste y Blanca ni en Héctor Daer, cómplices de la pérdida salarial, el paro se nos presenta como una oportunidad para llevar adelante nuestros reclamos: por un salario mínimo igual al costo de la canasta familiar con actualización mensual, incorporación de personal, basta de despidos y de multitarea, por el pago completo de los salarios y aguinaldos y el cumplimiento de los acuerdos paritarios.

Suscribite a Política Obrera